Gastón apuesta por fomentar la I+D aplicada a la producción en diferentes sectores económicos

Los consejeros de Economía, Planificación y Empleo, y de Hacienda y Administración Pública han participado en la jornada sobre la situación económica de Aragón organizada por el CESA.

Zaragoza, 30 de septiembre de 2019.- La consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, apuesta por que las ayudas a la innovación en el sector de la automoción puestas en marchas este año sean “el comienzo para una apuesta en I+D aplicada a la producción que acumule diferentes sectores adicionales”, siguiendo la misma metodología: una manifestación previa de interés en la que participen las empresas y que permita diseñar esas ayudas acordes a sus proyectos de inversión. Así lo ha trasladado este lunes en la jornada sobre la situación económica y social de Aragón organizada por el Consejo Económico y Social de Aragón (CESA), a la que también ha asistido el consejero de Hacienda y Administración Pública, Carlos Pérez Anadón.

Marta Gastón ha definido el informe del CESA, presentado en esta jornada y consensuado por los agentes sociales, como una “gran herramienta de valor”. “El propio informe remarca el recorrido que tenemos que acometer todavía, aun teniendo mejoras, en puntos como la I+D”, ha destacado la consejera, que ha coincidido con el título de mismo para definir la situación socioeconómica de Aragón en el año 2018: “Mejora sin autocomplacencia”. Ha recordado que, aunque el presupuesto destinado a fomentar la innovación por parte de las Administraciones “no es ni por mucho el que desearíamos” debido a las dificultades presupuestarias y “el acento se ha ido poniendo en la investigación más académica que en la empresa”, el Gobierno de Aragón ha querido incrementar ese “esfuerzo” con las ayudas a la I+D en el sector de la automoción puestas en marcha este año con un presupuesto de 12 millones de euros plurianuales.

La consejera ha considerado estos incentivos importantes “no sólo para atraer inversiones y fomentar el crecimiento de las empresas ya existentes en nuestra Comunidad, sino porque es necesario que desde las Administraciones públicas apliquemos políticas de estímulo” para hacer frente al escenario económico internacional. En este sentido, la consejera ha apostado por reforzar las políticas que “estimulen el empleo, la producción y a todos los miembros del Gobierno de Aragón a trabajar desde la transversalidad, que se ha implantado desde el primer minuto, para captar inversiones y permitir que, con el mejor de los ecosistemas, que las empresas aragonesas sigan creciendo”.

Durante la jornada, celebrada en la sala Goya del Palacio de la Aljafería, el CESA ha presentado su informe sobre la situación económica y social de Aragón en 2018 y el presidente de la AIReF, José Luis Escrivá, ha impartido una conferencia sobre “Demografía: uno de los grandes retos de la economía española”. A continuación, los agentes sociales han abordado los principales desafíos del futuro en Aragón en una mesa redonda.

Informe del CESA

A pesar del contexto general de desaceleración, Aragón creció en 2018 por encima de España y de la Unión Europea. La construcción es el sector que lideró el crecimiento con una expansión del 7,4%. También destaca el buen comportamiento de la industria aragonesa que pese a moderar su avance, creció el doble que la media española. En el ámbito laboral, y en consonancia con la buena marcha de la economía aragonesa el paro siguió disminuyendo. Además, la población activa repuntó en más de 1.700 personas. Estos son algunos de los datos que recoge el Informe sobre la situación económica y social de Aragón en 2018, elaborado por el CESA, que este lunes se ha presentado en las Cortes de Aragón.

El informe recoge que Aragón es una de las Comunidades que más ha crecido en España, por el impulso de las numerosas inversiones puestas en marcha y por el empuje extra que le aporta su mayor grado de internacionalización. El PIB creció un 3%, sólo una décima menos que en el año anterior, y por encima de España y de la UE.

En el plano social, muestra que los aragoneses siguen teniendo mejores condiciones de vida que el conjunto de los españoles, siendo su renta mayor y más igualitaria que la del conjunto del país (el índice Gini, uno de los indicadores más empleados para medir la desigualdad, desciende de forma ininterrumpida desde 2014 y además lo hace de una forma mucho más acusada en Aragón que en el conjunto del país, lo que pone de manifiesto un menor nivel de desigualdad en la distribución de la renta de la población aragonesa).

El informe completo sobre la situación económica y social de Aragón en 2018 del CESA puede descargarse en el siguiente enlace: https://www.aragon.es/-/informes-anuales