Los socialistas logran el respaldo de la comisaria de Transportes para incluir el eje Zaragoza-Teruel-Sagunto en las redes prioritarias transeuropeas

Inés Ayala Sender e Inmaculada Rodríguez-Piñero, junto a los presidentes autonómicos de Aragón y Valencia, han reivindicado en el Parlamento Europeo “la importancia socioeconómica que tiene este eje tanto para España como para el resto de Europa”.

Zaragoza, 19 de noviembre de 2018.- Las eurodiputadas socialistas, Inés Ayala, e Inmaculada Rodríguez-Piñero han confirmado, en un acto organizado conjuntamente con los Gobiernos de Aragón y Valencia con sus presidentes a la cabeza, Javier Lambán y Ximo Puig, el respaldo de la Comisaria de Transportes, Violeta Bulc, así como de numerosos eurodiputados de la Comisión de TRAN del Parlamento Europeo, para incluir en el marco del nuevo Reglamento “Connecting Europe Facility” (CEF 2021-2027) el eje Zaragoza-Teruel-Sagunto dentro del Corredor Mediterráneo, prioritario dentro del mapa de las Redes Transeuropeas de Transporte, conocidas como RTE-T y que se votará el próximo jueves en el Parlamento Europeo.

Las eurodiputadas, junto a representantes del Ministerio de Fomento del Gobierno de España, así como de agentes económicos y sociales de las comunidades autónomas de Aragón y Valencia han organizado una jornada de trabajo para trasladar a la Comisión Europa la importancia estratégica que este eje tiene a nivel económico y social “no sólo para Aragón y la Comunidad Valenciana, sino para el conjunto de España y por supuesto para el resto de Europa”.

De hecho, en el acto, en el que han estado también presentes, entre otros, el Secretario General de Infraestructuras del Ministero de Fomento, Javier Izquierdo o el Comisionado del Corredor Mediterráneo, Josep Vicent Boira todos los ponentes han coincidido en destacar que “es incomprensible que, el anterior gobierno de Mariano Rajoy, dejara fuera de las principales redes europeas de transporte los tramos ferroviarios que sirven al principal puerto del Mediterráneo, con más de cinco millones de tráfico de contenedores anuales, y la principal puerta de entrada y salida de mercancías de toda España” en referencia al Puerto de Valencia, y a su conexión con las zonas logísticas e industriales aragonesas con su salida hacia el País Vasco.

Por ello, y con el objetivo de contribuir también a una mejor vertebración territorial de la España interior en su lucha contra la despoblación, las eurodiputadas socialistas presentaron el pasado mes de octubre una enmienda a la propuesta inicial presentada por la Comisión en la que se incluía este, así como el Valencia-Madrid, que tampoco fue reivindicado por el anterior equipo de Fomento. Una enmienda que fue ratificada por todos los eurodiputados valencianos y aragoneses de todos los grupos parlamentarios y que se votará el próximo jueves en la Comisión de TRAN.

De esta forma, y tras haber logrado trasladar con cifras y datos objetivos de población, volumen de mercancías o aportación al PIB tanto a la Comisión como al resto de diputados de la Comisión de TRAN, tanto Ayala como Rodríguez-Piñero se han mostrado convencidas de que el próximo jueves “lograremos por fin que tanto el eje Zaragoza-Teruel-Sagunto como el Valencia-Madrid pasen a formar parte de este Corredor prioritario Mediterráneo, enlazando tanto por Madrid como por Zaragoza el Corredor Atlántico que viene desde Portugal, quedando vinculados el Corredor Mediterráneo con el Corredor Atlántico.

Por ello ambas eurodiputadas han agradecido el esfuerzo que han realizado tanto las organizaciones sindicales más representativas de Aragón y Valencia, como las organizaciones empresariales y las Cámaras de Comercio además de la sociedad civil “para lograr todos juntos acabar con la injusta decisión del Gobierno de Rajoy, que perjudicaba considerablemente a Valencia, cuyo puerto es clave para el comercio exterior por su localización y área de influencia, así como a Zaragoza y a Teruel, al impedir la conexión con éste”. “Juntas hemos trasladado a Europa la importancia estratégica socioeconómica y comercial que pueden tener para toda Europa estas conexiones al enlazar la Península Ibérica de Oeste a Este con el Valencia-Madrid y, sobre todo, conseguir completar el tramo Bilbao-La Rioja/Navarra-Zaragoza con la inclusión del Zaragoza-Teruel-Sagunto que facilita el tráfico comercial, industrial y agroalimentario, así como de pasajeros entre el Cantábrico, hacia Francia y los puertos valencianos.