Mayte Pérez defiende la educación rural como una “absoluta prioridad”

“En Aragón hay 731 municipios, de los que tienen escuela 443. Hay una discriminación positiva clara hacia el medio rural”, ha destacado.

Zaragoza, 5 de noviembre de 2018 (EFE).- La consejera de Educación, Cultura y Deporte de Aragón, Mayte Pérez, ha defendido los avances que se han producido durante esta legislatura en el sector de la Educación y que ha convertido la escuela rural de la comunidad en un “referente” en el país y “una absoluta prioridad” para su departamento.

Así lo ha afirmado Pérez en la inauguración de un foro sobre educación rural que se celebra durante toda la semana en la Fundación Santa María de Albarracín con representación de organismos de tres países que estudian la escuela fuera de los grandes municipios en el que ha defendido que la escuela rural aragonesa , informa el Ejecutivo aragonés.

El de Albarracín es el primer seminario que celebra este foro de intercambio, enmarcado dentro del proyecto Erasmus+ “La formación profesional y las competencias del maestro rural como dinamizador de la dimensión territorial de la escuela rural” (Fopromar), proyecto en el que participa la Universidad de Zaragoza como entidad social, conjuntamente con la Fundación del Mundo Rural (Cataluña) como entidad organizadora y la Facultad de Psicología de la Universidad de Lisboa, la Universidad de Burdeos, la Universidad de Barcelona y la Federación de Movimientos de Renovación Pedagógica de Cataluña como otras entidades socias.

El proyecto tiene como objetivo principal proponer un plan de formación permanente y unas propuestas de formación inicial para cubrir las necesidades competenciales de los maestros y maestras rurales.

También ha recordado que tras su llegada al cargo decidió rebajar el número de alumnos necesarios para mantener abierta una escuela hasta los 3, frente a los seis que determinó el Gobierno anterior, una medida que ha permitido mantener abiertos 100 centros en tres años que de otra manera hubieran tenido que cerrar sus puertas, obligando a sus alumnos a ir a clase a localidades más alejadas de su domicilio.

Por todo ello ha defendido a la escuela rural como la principal garante de la vertebración del territorio, ya que es la que llega a todos los puntos y su mantenimiento supone la principal arma en la lucha contra la despoblación.

Para continuar trabajando en su desarrollo e impulso, el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha un Observatorio de la Escuela Rural, “el primero que se crea en el país”, según ha informado Pérez, encargado de diseñar un plan de acción para potenciar sus fortalezas, potenciar la investigación, documentación, elaboración y producción de materiales didácticos o adaptación de los existentes, así como la recogida y difusión de buenas prácticas y su constitución como punto de encuentro e intercambio de experiencias.

Además ha recordado que, en Aragón, el 95 % de las localidades tienen menos de 5.000 habitantes y en ellas está escolarizado el 18 % del alumnado de la Comunidad. A estos escolares se destina el 31% del presupuesto educativo.

De hecho, el coste de un alumno en la escuela rural es de unos 8.000 euros, mientras que en un centro urbano es de 3.000. “En Aragón hay 731 municipios, de los que tienen escuela 443. El 95 % de ellos, tienen menos de 5.000 habitantes. Hay una discriminación positiva clara hacia el medio rural”, ha destacado.

Respecto a su profesorado, el Gobierno de Aragón ha actualizado la catalogación de puestos de difícil desempeño en el medio rural (la anterior databa de 1991), y ha lanzado un plan para que los docentes interinos puedan permanecer tres cursos en el mismo colegio, al que este año se han acogido 167 profesionales, para ganar en estabilidad y permitir que se mantengan los programas puestos en marcha en sus centros.

En esta línea, se han mejorado las ratios mínimas para proceder al desdoble de grupos. En la legislatura anterior, las escuelas rurales con entre 11 y 13 alumnos tenían una sola aula y un docente y medio asignados, mientras que el actual Gobierno ha aprobado dos unidades y dos maestros a partir de los diez alumnos.

Por otra parte, en la actualidad se considera centro completo aquel con 140 alumnos (en algunos casos, según sus características y distribución, con alguno menos), mientras que en el pasado no se acreditaba a un centro como completo mientras no tuviera al menos 159 estudiantes matriculados.

La extensión de la formación del profesorado también ha sido un objetivo primordial para el Ejecutivo, que ha recuperado los centros de Profesorado Territoriales en la zona rural y ha sumado a los que existían en las capitales de provincia los de Alcorisa, Sabiñánigo, Ejea, La Almunia, Monzón y Calatayud. Esta red no está cerrada, sino que se prevé un aumento progresivo de Centros de Profesorado. De hecho, en enero de 2019 está prevista la creación de uno más en Tarazona.

Por otra parte, Mayte Pérez ha señalado que el Departamento de Educación ha recuperado los convenios con la red de escuelas municipales infantiles, que anteriormente dependía de política territorial, y con los que este año se costea el profesorado de 197 escuelas de 152 municipios, en los que estudian más de 5.600 alumnos.