Fuentes de Ebro concilia renovables y regadíos para multiplicar su desarrollo económico

Siete parques de renovables convierten a Fuentes en la planta fotovoltaica más grande de Aragón, en la que se han invertido 220 millones de euros. El regadío de 1800 hectáreas de Fuentes de Ebro comienza las pruebas de los hidrantes e iniciará su primera campaña en 2025

Zaragoza, 4 de mayo de 2023.- El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado las obras del regadío social de Fuentes de Ebro (Zaragoza), que beneficia a 300 regantes y permite convertir 1800 hectáreas de secano que estarán operativas en 2025.

Además, y acompañado por la alcaldesa, María Pilar Palacín; el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, y el de Hacienda, Carlos Pérez, ha conocido el proyecto de renovables que ha hecho de Fuentes de Ebro un enclave donde conviven dos sectores estratégicos que, lejos de incomodarse, se retroalimentan y crean sinergias. Siete plantas fotovoltaicas que lleva aparejada una inversión en la construcción de en torno a 220 millones de euros, tal como ha explicado el presidente de Bruc, Juan Béjar.

Ayer mismo entró en operación una de las plantas. Las restantes se irán conectando a la red en cuanto reciban el último permiso administrativo para su entrada en operación comercial. En su conjunto, producirán anualmente 562.000 megavatios/hora (MWh), cifra que permitirá el suministro de energía eléctrica a 150.000 hogares o medio millón de personas, y evitarán la emisión a la atmósfera de 150.000 toneladas de CO2, el equivalente a 7.500 vuelos entre Madrid y Barcelona.

Los primeros trabajos comenzaron en 2016 con la empresa Atalaya, que luego tramitó e impulsó Forestalia y, por último, ha ejecutado Bruc. Según el presidente de Forestalia, Fernando Samper, la apuesta de Aragón por las renovables ha sido un acierto y ha destacado los ingresos que generará cada año, llegando hasta los 10 millones de euros anuales.

La alcaldesa de Fuentes ha mostrado su orgullo por haber podido ejecutar un proyecto de esta envergadura, “uno de los más grandes de Aragón, que no perjudica a otro gran proyecto como el de los regadíos que estaban pendientes hace mucho tiempo”. Ello ha sido posible a la reubicación del parque de renovables, inicialmente previsto en otro sitio que generaba conflicto, que ocupa 500 de las 14.000 hectáreas de término municipal. Pilar Palacín ha asegurado que Fuentes de Ebro está en disposición de emprender un desarrollo industrial como nunca, al disponer de agua, carreteras e infraestructuras como las 170 hectáreas disponibles para un polígono industrial.

Además, Lambán, que ha elogiado el virtuosismo de la gestión municipal realizada en Fuentes de Ebro, ha recordado que existen más proyectos que pondrán a la localidad en la punta de lanza de la economía productiva aragonesa.

Para el Presidente de Aragón, este proyecto “nos encamina hacia la soberanía energética y agroalimentaria” que tan necesaria se ha tornado, tal como ha dejado en evidencia en Europa la guerra de Ucrania. A su juicio, Aragón comenzó antes del estallido del conflicto a hacer sus deberes y hoy es la Comunidad que más produce energía renovable con el firme propósito de hacer de Aragón autosuficiente para generar y disponer de energía más barata para familias y empresas aragonesas. Por ello, también ha legislado al respecto y ha conminado al Gobierno central a modificar la suya para permitir a Aragón llevar a cabo su propósito.

Con respecto a los regadíos, también ha trasladado el objetivo de convertir a Aragón en líder en materia de agroalimentación y se ha mostrado orgulloso de haber sido la única comunidad autónoma que desde hace ocho años trabaja para convertir los secanos en regadíos. De hecho, los de Fuentes de Ebro conseguirán que los actuales campos estériles sean en pocos años “un vergel”.

300 regantes esperando 25 años

La obra está casi finalizada a falta de la instalación eléctrica y el plan de emergencia de las balsas elevadas. Actualmente, está ejecutada ya el 81 % de la inversión estimada sobre el valor de la inversión total, estimada en casi 23 millones de euros.

Según el presidente de la Comunidad de Regantes de Fuentes, José Luis Gallego, este mes está previsto hacer las pruebas generales de la red de riego con grupos electrógenos y probar la balsa que albergará 200.000 metros cúbicos. Respecto a la línea eléctrica, el proyecto está redactado y evaluado ambientalmente. La previsión es que se apruebe en septiembre de 2023 y si la ocupación de los terrenos en el procedimiento de expropiación se permitiera en octubre-diciembre de este mismo año y la instalación de la línea se ejecutará a lo largo de 2024, se podría tener operativa la línea a finales de 2024, por lo que hasta la campaña de 2025 no se dispondría de energía eléctrica.

El Presidente ha querido agradecer a la localidad su «gran apuesta» por el regadío social y ha puesto de manifiesto el avance de las obras para convertir el paisaje agrario de la zona. Una reivindicación histórica que, tras 25 años de bloqueo, se consiguió desbloquear en 2019.

El proyecto está siendo ejecutado por ACUAES a través de convenio de financiación entre dicha entidad -perteneciente al Ministerio de Transición Ecológica-, el Gobierno de Aragón y la Comunidad de Regantes.

El regadío social de Fuentes de Ebro fue declarado de interés general por el Estado mediante Real Decreto-Ley 9/1998, de 28 de agosto, con posterioridad a dicha declaración se aprobó el Proyecto 6/04 y la Adenda 1/2012 de puesta en riego de la zona regable de Fuentes de Ebro.

El 22 de mayo de 2019, se firmó el convenio de financiación entre ACUAES, el Gobierno de Aragón, y la Comunidad de Regantes Monte de Fuentes de Ebro, para la ejecución de esta obra, así como su explotación durante 50 años. Dicho convenio de financiación consistía en el pago por parte de la Comunidad de regantes del 50 % del coste durante la ejecución de la obra y el resto era adelantado por la empresa ACUAES.

Posteriormente la cantidad adelantada por ACUAES será sufragada por el Gobierno de Aragón, entre el año 26 y el año 50, con un interés actualizado hasta un máximo. Los costes del terreno de las expropiaciones corrían de cuenta de la comunidad de regantes. La administración expropiante ha sido el Gobierno de Aragón.

Asimismo, en la Huerta de Fuentes, su Comunidad de Regantes también está trabajando en un proyecto de modernización, pero manteniendo el riego por superficie al igual que en Pina de Ebro y en Gelsa. Esta iniciativa parte de la necesidad de una concentración parcelaria como fase previa a la modernización y, actualmente, el Departamento de Agricultura está trabajando en esa concentración que afecta a 1.500 hectáreas de 1.034 propietarios y 3.440 parcelas.

En esta misma huerta, y en el marco del proyecto Ebro Resilence -que se aplica en todo el eje de Ebro-, el Departamento de Agricultura reubicará próximamente las acequias principales. Será una actuación coordinada por el Instituto Aragonés del Agua para facilitar el retranqueo de las motas que va a llevar a cabo la Confederación Hidrográfica del Ebro como medida de resiliencia frente a las inundaciones. En estos momentos, la Dirección General de Desarrollo Rural está redactando el proyecto de nuevo trazado y se prevé que la obra inicie este mismo año, a través de TRAGSA, y que esté concluida en 2024.