Lambán destaca la contribución de los mayores a la transformación de España

El presidente de Aragón anuncia que la subida de un 5% de las ayudas a las personas dependientes con menos ingresos llegará el próximo mayo a casi 8.500 usuarios. Javier Lambán y Mariví Broto han atendido, en un encuentro con Coapema, las propuestas del colectivo para seguir mejorando los servicios prestados

Zaragoza, 17 de abril de 2023.- La subida de un 5% de las ayudas a las personas dependientes con menos ingresos llegará el próximo mayo a casi 8.500 usuarios. Se trata de un 22,2% de las 37.918 personas que percibían algún tipo de prestación según el último balance de marzo.

Este es uno de los datos que ha facilitado el presidente Lambán, con motivo de su encuentro con miembros del Consejo Aragonés de las Personas Mayores (Coapema). Este incremento supondrá un coste, desde el mes que viene a finales de 2023, de algo más de un millón de euros.

En el encuentro, Javier Lambán ha incidido en que las personas mayores son una prioridad para el actual Gobierno de Aragón, a través del Departamento de Ciudadanía y Derechos Sociales, por su contribución a la transformación de España.

El Consejo Aragonés de las Personas Mayores (Coapema), entidad creada por Ley de las Cortes de Aragón en abril de 1990, está formada por 237 asociaciones y 66 Comunidades Aragonesas en el Exterior. Hoy, su comisión ejecutiva ha invitado al Presidente de Aragón -y miembro de COAPEMA con carné-, Javier Lambán, y a la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, Mariví Broto, para poner en común las líneas prioritarias de las políticas relacionadas con los mayores, como el Plan del Mayor, la minoración de la brecha digital, programas de envejecimiento activo, además de políticas contra la soledad o la protección de las personas mayores en situación de vulnerabilidad. También se aborda la política de inversión en la modernización de la red de hogares y residencias, con creación de unidades residenciales que se financian con fondos europeos.

Al Consejo Aragonés de las Personas Mayores le corresponden funciones consultivas ante el Gobierno de Aragón en los temas relacionados con los mayores, de representación de sus miembros, y de promoción del asociacionismo y de la participación de los mismos en la vida de la Comunidad Autónoma, canalizando las peticiones y reivindicaciones de dicho colectivo hacia los poderes públicos.

Entre sus reivindicaciones, animan al Ejecutivo a continuar promocionando e invirtiendo en Programas de Envejecimiento Activo e intentar garantizar que las personas mayores puedan continuar en su vivienda habitual el mayor tiempo posible. Igualmente, priorizan el incremento de campañas contra el maltrato de las personas mayores mediante Buenas Prácticas de Buen Trato; el refuerzo de la formación especializada en geriatría, y continuar con la lucha contra la soledad no deseada en las personas mayores.

Políticas sociales

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha afirmado que este colectivo es una de las prioridades para este gobierno desde 2015, y a lo largo de este tiempo se ha tratado de responder a ese compromiso implementando y perfeccionando como un acto de justicia. Como resultado, entre otros, en materia de Dependencia, se ha alcanzado el récord histórico de personas atendidas: 37.918, según el último dato de marzo, 20.000 más que en 2015.

El Plan del Mayor es una línea estratégica del Departamento, que cuenta con una financiación de 450 millones entre 2022 y 2023. El objetivo, una vez superada la pandemia, ha sido centrar la atención a un colectivo que es y ha sido motor de cambio, que tiene nuevas necesidades y que está ayudando a transformar el sistema.

Se trabaja en varias líneas estratégicas como la promoción del protagonismo de las personas mayores, su integración y participación de la comunidad: envejecimiento activo, calidad de vida y buen trato.

Un asunto sobre el que el presidente Lambán ha puesto el acento ha sido el de la soledad no deseada, sobre el que ya se actúa en la conexión para no desatender a nadie y procurando comunicación con los centros, “pero a lo que debe seguir dedicando más atención para ser eficaces porque la soledad va contra la línea de flotación de las posibilidad del desenvolvimiento normal y feliz de la vida al que todo ser social debe aspirar y que los poderes públicos deben facilitar”.

Desde 2021, se viene realizando un proceso de cambio en el funcionamiento de la red de Hogares del IASS favoreciendo la participación de los usuarios.

También se ha puesto en marcha un plan de modernización de los sistemas de comunicación y tecnologías de la información en el IASS, al que se ha destinado 3,6 millones de los fondos Next Generation.

Otros programas específicos para la minoración de la brecha digital en las personas mayores, también llamada brecha gris, incluye iniciativas como la modernización de sus aulas informáticas, que permite implementar programas como el de Envejecimiento o el programa Conectados a la vida, para formar en el uso del móvil, ordenador o tablet a más de 6.400 aragoneses en el territorio; un programa que es posible gracias a la aportación de los fondos Next Generation. Con estos cursos se facilita el acceso a gestiones bancarias ‘on line’ o la solicitud de citas médicas, con el objetivo de permitir más autonomía y ofrecer una herramienta frente a la soledad no deseada.

Otra línea pasa por proteger a las personas mayores en situación de vulnerabilidad. Para detectar de manera precoz los riesgos que generan vulnerabilidad, así como para afrontar las consecuencias cuando ésta ya ha aparecido. Para ello, se ha impulsado el Teléfono del Mayor. El 41,3% de las personas que llaman viven solas y existe una alta satisfacción con el servicio y con la atención, con una valoración media de 9 puntos sobre 10. Desde la puesta en marcha del servicio en junio de 2019, se han realizado más de 15.000 comunicaciones.

También se ha creado la Fundación para el Apoyo a la Autonomía y Capacidades de las Personas de Aragón que entra en funcionamiento en 2023 y dará cobertura a las personas mayores con limitaciones en su capacidad de obrar.

Una tercera línea pasa por proporcionar atención continuada a las personas mayores y a sus familias cuidadoras en su entorno, a lo largo de su vida, en función de su situación de autonomía, salud y capacidades. El pasado 14 de abril se publicó la nueva orden de prestaciones que refleja ya el incremento de las prestaciones económicas para los dependientes con rentas más bajas (8.445 beneficiarios) y la compatibilización de servicios, entre otras novedades.

Además, se impulsa la atención en domicilio para conectar los cuidados que se prestan en él tanto sociales como sanitarios; ayudas a la accesibilidad universal a la vivienda para personas mayores, con discapacidad y/o en situación de dependencia; servicios para personas que viven en sus domicilios: PAP, SAD, teleasistencia, y otros recursos de la dependencia; creación de unidades convivenciales y la mejora de la accesibilidad de los centros; reforma de plazas en entidades locales, sociales y mercantiles; desarrollo de los programas de Envejecimiento Activo en la red de Hogares y en residencias.

La última línea se centra en la mejora y flexibilización del sistema público de servicios sociales para hacerlo accesible y ajustado a las expectativas de las personas mayores y sus familias, con la implantación del nuevo modelo de gestión, un proceso de cambio organizacional dirigido a la implementación del modelo de Atención Centrado en la Persona.

Los Fondos europeos de Recuperación y Resiliencia han destinado a este fin 85 millones de euros en Aragón, de los que 64 son para políticas y proyectos para personas mayores. Y dentro de ellos están las 20 unidades de convivencia en 9 centros públicos ( Romareda, Ciudad de Huesca, Calatayud, Tarazona, Albarracín, Borja, Ateca, Sagrada Familia, Javalambre y Utrillas), así como nuevos complejos públicos (el Buen Pastor en Valdefierro y el de Ateca), junto a mejoras en centros mercantiles y sociales.