Lambán destaca el potencial del sector farmacéutico de Aragón, con la promesa de continuidad de la primera piedra de Becton Dickinson en Zaragoza

El presidente de Aragón participa en la colocación de la primera piedra de la compañía que invertirá más de 200 millones en los terrenos de La Cartuja y creará 600 empleos

Zaragoza, 16 de noviembre de 2021.- El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado que Aragón se encamina a convertirse en un verdadero hub farmacéutico, gracias a su ubicación estratégica, la multimodalidad que ofrece y un aeropuerto que es el segundo de España en carga de mercancías y muestra capacidad de transporte en frío, así como a la estabilidad económica y social de la comunidad que sirve de revulsivo para la atracción de cada vez mayor número de inversiones privadas.

Lambán ha participado hoy en el acto de colocación de la primera piedra de Becton Dickinson en Zaragoza, la multinacional americana fundada en 1897 y especializada en tecnología médica e implantada en la Comunidad autónoma hasta ahora únicamente en Fraga, donde es un referente de producción mundial. Con una inversión consumada en Aragón de 450 millones de euros, la empresa se presenta como una empresa fiable que seguirá invirtiendo otros 200 millones de euros y creando empleo estable y de calidad en la nueva planta de Zaragoza, que será una realidad en dos años y medio. El acto de hoy es, según el presidente aragonés, una “promesa de continuidad” de un sector que ya se considera estratégico para Aragón, al que le depara un futuro “formidable y prometedor”, con mimbres suficientes para ser firme competidor de Lieja (Bélgica) y Basilea (Suiza), gracias a su posición estratética de entrada a Europa y su capacidad logística.

El máximo responsable autonómico ha apostado por la reindustrialización de todo el continente europeo ante la crisis de materiales propios, como se puso en evidencia al comienzo de la pandemia, y con la de los microchips, en esta última fase, afectando gravemente a muchos sectores como la automoción. Junto con una apuesta por fortalecer la Formación Profesional y nuevos títulos que faciliten la cualificación de trabajadores que precisan las empresas como Becton Dickinson, Lambán defiende la colaboración público-privada y entiende que los poderes públicos como el Gobierno de Aragón están para facilitar el camino a las empresas y despejar cualquier estorbo en el camino y muestra de ello es la tramitación rápida de la Declaración de Interés Autonómico, así como las ayudas convocadas de apoyo al sector.

El Consejo de Gobierno aprobó el 14 de julio de 2021 la declaración como inversión de interés autonómico de la nueva planta de fabricación de componentes plásticos y jeringas de vidrio que Becton Dickinson construye desde ahora en Zaragoza. De esta forma, el Ejecutivo autonómico agilizaba la tramitación administrativa de este proyecto, que supondrá una inversión total de 206 millones de euros entre 2021 y 2030, y la creación de 150 puestos de trabajo cualificados -en áreas como la electromecánica, metrología, robótica o control de calidad de procesos- hasta finales de 2023, una cifra que se prevé incrementar hasta los 600 trabajadores al concluir la puesta en marcha de todas las líneas de producción.

Con la aprobación en Consejo de Gobierno concluyó la tramitación de esta declaración, que comenzó el pasado 17 de marzo, cuando el Gobierno de Aragón inició las actuaciones previas para garantizar que, tan pronto como se registrara la solicitud por parte de la empresa, se pudiera conceder en el menor plazo de tiempo posible.

El proyecto de la compañía en Zaragoza -que supondrá un impulso al sector industrial en Aragón y a la industria farmacéutica, en particular- se enmarca en su unidad de negocio especializada en la fabricación y comercialización de sistemas precargados de administración de fármacos, principalmente jeringas de vidrio que se suministran a compañías farmacéuticas para ser rellenadas con los medicamentos que ellas producen. La nueva planta instalada en la capital aragonesa permitirá aumentar la capacidad de fabricación de estos dispositivos y atender a la creciente demanda a nivel mundial y, en especial, a los clientes del mercado europeo.

El proyecto incluye la construcción por fases de una planta sostenible para la fabricación de componentes plásticos de múltiples tipos y de líneas de producción de jeringas de vidrio Hypack, con sus correspondientes equipos y servicios. La planificación a largo plazo es optimizar la utilización del espacio para permitir la instalación de al menos 10-12 líneas de estas jeringas, equivalentes a 1.500 millones de unidades de jeringas al año.

Con esta nueva planta, Becton Dickinson pretende mejorar su competitividad para continuar siendo líder en la fabricación y comercialización de dispositivos médicos, aumentando la producción a coste competitivo para servir a los mercados cercanos productos de alta calidad y aprovechar las sinergias con las infraestructuras de la compañía existentes en España, entre las que se encuentra la planta ubicada en Fraga.

El proyecto se desarrollará en cuatro fases entre 2021 y 2030. La primera de ellas, hasta 2023, comprenderá la construcción de la planta para fabricación y ensamblado de piezas de plástico y caucho, con una inversión económica prevista de 66 millones de euros. Las otras tres fases restantes se llevarán a cabo entre 2023 y 2030 y comprenderán la ampliación de los equipos necesarios para la fabricación de las jeringas de vidrio Hypack. La inversión prevista para la fase 2 es de 140 millones de euros y la correspondiente a las fases 3 y 4 dependerá de las necesidades de las líneas de producción.

El proyecto conlleva un compromiso de formación por parte de la empresa, que considera la formación de su personal una prioridad para garantizar el desarrollo del negocio y de todos sus trabajadores. Además, la nueva planta proyectada cumplirá con los objetivos de sostenibilidad de la compañía a través de sistemas de eficiencia energética y una huella ambiental limitada.

BD en Aragón

El proyecto de la nueva planta ubicada en Zaragoza está vinculado con las operaciones de las instalaciones de la compañía en Fraga, que contribuirán a su consolidación y potencial crecimiento. Ambas plantas estarán conectadas mediante sus procesos productivos y la posibilidad de compartir conocimiento, lo que hará de ambas fábricas localizadas en Aragón un referente dentro de la organización de Becton Dickinson y del propio tejido industrial aragonés.

La planta fragatina tiene una extensión de 65.000 m2 y es una de las fábricas más grandes de la comarca, con energía 100% renovable y totalmente automatizada. Su plantilla llega, tras las últimas contrataciones, a casi 700 empleados. Con una producción de 6.000 millones de unidades al año, es la única de la compañía que integra toda la cadena de suministro, incluyendo la entrega directa a cliente, con almacén automatizado de 24.000 palés de capacidad, que aumentará hasta 38.000 tras las obras de ampliación.

La compañía americana hoy está presente en 190 países y emplea a 65.000 trabajadores en todo el mundo, siendo el mayor fabricante y suministrador mundial de tecnología médica, incluyendo jeringas y agujas. Llegó a España en 1977 y cuenta con 1.500 empleados en tres plantas, entre ellas, la de Fraga, que tiene 600 trabajadores.

Antes de final de mes está previsto que se publique la resolución de la nueva convocatoria de ayudas a la I+D empresarial en el sector farmacéutico, puesta en marcha desde el departamento de Economía, Planificación y Empleo con un presupuesto de cuatro millones de euros, con una respuesta muy positiva: a ella se han presentado seis proyectos empresariales que suponen una inversión total de 24 millones de euros, lo que se traduce en un importante efecto multiplicador ya que, por cada euro de aportación pública, el sector privado aporta cinco más.

El objetivo de estas subvenciones es incrementar la competitividad de las empresas a través de la generación e incorporación de conocimientos, tecnologías e innovaciones destinadas a la mejora de procesos y la creación de productos y servicios tecnológicamente avanzados y de mayor valor añadido. De forma paralela, con esta misma finalidad, desde el departamento de Economía, Planificación y Empleo también se han convocado otras dos líneas de este tipo de ayudas a la I+D empresarial dirigidas a proyectos de movilidad sostenible y de economía circular.

Sector farmacéutico en Aragón

En nuestra Comunidad hay en torno a 4.000 afiliados a la Seguridad Social pertenecientes a este sector (0,80% el total de la afiliación de Aragón) que, con un valor agregado de en torno a 312 millones de euros supone sobre un 0,90% del Valor Añadido Bruto (VAB) aragonés. Serían alrededor de 50 empresas en Aragón las que hay en las ramas de fabricación de productos farmacéuticos, fabricación de equipos de radiación, electromédicos y electroterapéuticos, y de instrumentos y suministros médicos y odontológicos.

Las exportaciones de productos farmacéuticos desde Aragón se han incrementado un 17,63% entre enero y agosto de este año (últimos datos disponibles), respecto al mismo periodo de 2020. En estos ocho primeros meses del año, se han exportado 252,94 millones de euros. En los últimos cinco años, las exportaciones se han triplicado, pasando de 112,37 millones de euros exportados en 2015 hasta los 344,38 millones de euros exportados en 2020.

Por su parte, la industria farmacéutica asentada en España batió en 2020 su récord de exportaciones, con 12.777 millones de euros, un 5,6% superior al anterior, lo que sitúa al medicamento como el cuarto producto más exportado del país y Aragón es la puerta de entrada de los productos farmacéuticos a Europa.

La industria farmacéutica está preparada para ser uno de los sectores estratégicos que contribuya a la reactivación económica de España y atraiga nuevas inversiones internacionales a nuestro país, siendo un sector tractor de la ciencia y la economía, contribuyendo a su dinamización. Cada euro invertido en este sector genera entre uno y dos en otros sectores, y cada empleo directo genera hasta cuatro adicionales.

Entre las empresas más destacadas, además de Becton Dickinson, figuran:

  • CerTest Biotec, en San Mateo de Gállego: Inversión: 100 M€ de inversión en los próximos tres años y 205 empleos.
  • Novaltia, dos centros logísticos en Zaragoza y Calatayud. Es la sexta compañía por cuota de mercado a nivel nacional en el ranking de empresas de distribución farmacéutica.
  • Alliance Healthcare, en Villanueva de Gállego. Trabajan cerca de 200 personas, la mitad de ellas en el centro de innovación digital internacional de la empresa, el WBA Digital.
  • Una de las farmacéuticas más grandes del mundo, Teva invertirá 40 millones hasta 2025 en su planta de Zaragoza y creará 60 puestos de trabajo, para incrementar un 20% su producción.

Uno de los proyectos que ya se está desarrollando parte del Polígono Río Gállego II, de San Mateo de Gállego, donde está instalada la empresa Certest y cuya presencia y ampliación está sirviendo de tractor para la instalación de otros proyectos del sector biomédico (alguno de los cuales ya ha contactado mostrando su interés).

En concreto, la firma ha adquirido los antiguos suelos del Gobierno de Aragón en San Mateo del Parque Científico Tecnológico Aula Dei, donde está desarrollando plenamente su ampliación. Tras la séptima fase de su proyecto de desarrollo inicial de duplicar la superficie y número de empleados, también ha iniciado la fábrica de vacunas, con una inversión de 10 millones de euros, de los 100 anunciados el pasado año en presencia del ministro de Ciencia. Ya están con el movimiento de tierras y tiene un plazo de ejecución de 15 meses.

La compañía seguirá trabajando con el Gobierno de Aragón para desarrollar el marco jurídico-técnico para que los suelos del polígono puedan dar cabida a otras empresas interesadas en instalarse allí.

En el acto de hoy han participado varios directivos de la compañía y autoridades como el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, y los consejeros de Industria y Economía del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga y Marta Gastón, respectivamente.