Los territorios de la antigua Corona de Aragón proyectan su futuro conjunto para relanzar su potencial de casi el 35% del PIB español

Javier Lambán apuesta por abordar los problemas comunes desde la concepción federal que permite el estado autonómico

Zaragoza, 28 de octubre de 2021.- El Presidente de Aragón, Javier Lambán ha sido el anfitrión de sus homólogos de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig y de Islas Baleares, Francina Armengol, y de la consejera de Presidencia de Cataluña, Laura Vilagrá, reunidos junto con los máximos representantes de las confederaciones empresariales de las cuatro comunidades autónomas, por iniciativa de CEOE-Aragón, participando en la Cumbre Empresarial de los territorios de la antigua Corona de Aragón.

Estas comunidades autónomas, que suponen casi el 35% del PIB español y el 32% de la población total de España, mantienen importantes relaciones comerciales superando los 35.800 millones de euros entre compras y ventas entre las mismas. La grave afectación económica de la crisis del COVID19, unida a las consecuencias en el mercado logístico, al desabastecimiento de productos, al incremento del coste de las materias primas y de la energía, ha hecho más necesario este encuentro para defender los intereses empresariales “que no entienden de fronteras”, han justificado los líderes de las organizaciones empresariales. Por ello, han elaborado un decálogo tras la reunión de cuatro comisiones sectoriales de turismo, logística, agroalimentación y turismo, con una decena de medidas de apoyo a las empresas, grandes pymes y autónomos.

Javier Lambán ha mostrado su orgullo y satisfacción por ser anfitrión de las comunidades autónomas que se corresponden con los territorios, los reinos y condados que hace siglos conformaron la corona de Aragón, una de las formaciones políticas “más formidables e interesantes de la Edad Media”, ha subrayado.

Ha calificado de acierto “pleno” de las confederaciones de empresarios de las cuatro comunidades su decisión de empezar a trabajar juntos y ha agradecido haber elegido Zaragoza para la puesta de largo de una dinámica de encuentros empresariales que cree que podrán mantenerse en el tiempo, dando pie a que los presidentes hayan podido estará también en esta cumbre.

Lambán ha recordado que el estado autonómico, “además de dotarnos a las comunidades de capacidad de decisión, también nos dieron posibilidad de organizar la cogobernanza de España desde un punto de vista federal, sustituyendo el centralismo tradicional y la concepción radial del estado por una España en red, que se vaya poco a poco desarrollando y construyendo como país, sobre las aportaciones e implicación de cada una de sus partes”. Ha reconocido que Aragón mantiene relaciones institucionales con las comunidades del Valle del Ebro, con las que tienen problemas de despoblación como Aragón, también relaciones con Andalucía por razones logísticas, y en este sentido, ha puesto en valor la reunión de hoy que, además de resonancias históricas, comparten realidades económicas y sociales que hacen de las antiguas regiones de la Corona de Aragón una verdadera comunidad económica. “Los intercambios comerciales, empresariales, sociales y culturales existentes son de tal intensidad que planificar el futuro cada uno por su parte, sería un error si no se tiene en cuenta a los vecinos y la realidad común, que está lejos de ser un problema”.

Todos eran conscientes de que los problemas políticos del país y aquellos que se suscitan entre las comunidades hoy reunidas, sus divergencias, no van a desaparecer en el día de hoy pero Lambán se ha mostrado confiado en que la iniciativa de los empresarios para alejarse de grandes objetivos abstractos y centrarse en objetivos concretos, como es la relación económica, puede ser el comienzo de abrir caminos para solucionar los grandes problemas que tiene el país y entiende que los empresarios han ido más allá de lo económico, asumiendo una función “patriótica”, de contribuir desde su ámbito a que los problemas de este país poco a poco se vayan encauzando y encontrando soluciones. “Quizá pasar de lo abstracto, de los problemas políticos, a lo concreto de la gestión de la economía sea una buena manera de empezar a encontrar esas soluciones”, ha concluido.

Lambán, tras admitir que el encuentro de hoy no será un bálsamo de fierabrás que resuelva todos los problemas y los distintos puntos de vista, sí confía en que sirva para avanzar en la construcción federal de España, para la asimilación de mecanismos de gobernanza compartidos, “lo que no quiere decir que los problemas desaparezcan de un plumazo: existe el problema de la financiación en el que las posiciones de los presidentes hoy reunidos son divergentes pero que quizá en otros foros puedan encontrar soluciones; hay otros problemas políticos de mayor magnitud, etc, pero esta es una buena manera de comenzar, sacándolos del ámbito político y de su formulación abstracta y nada hay más concreto que lo económico”.

Hablando de economía, Lambán ha repasado las relaciones comerciales entre las cuatro comunidades, siendo Aragón el principal cliente clientes y proveedores de Cataluña, que Cataluña lo es a su vez de Valencia y Baleares, que para Aragón Valencia es la sexta comunidad con la que mayor trasiego y mayor volumen de bienes intercambia. Todo ello genera una comunidad de intereses muy compartidos y, por tanto, de plantear problemas, pero también soluciones comunes. Por ello, se han emplazado a buscar algún proyecto europeo que puedan compartir. Lambán se ha mostrado partidario de aprovechar la dinámica de encuentros generada hoy “porque si todos tenemos sensatez y sentido común podemos sacarle muchísimo partido. Hablar de economía servirá para despejar otro tipo de problemas”, ha argumentado.