Guillén: “La ley aragonesa para hacer frente a la pandemia es pionera y demuestra que el Gobierno ha sido eficaz, eficiente y respetuoso con los derechos fundamentales”

Guillén ha exigido al presidente del PP Aragón que pida excusas “por su ignorancia, su torpeza o por su mala fe” porque “todos los improperios que hemos oído en esta Cámara no pueden quedar sin una rectificación inmediata, si es que el Partido Popular no quiere terminar por ser émulo de los partidos antisistema”

El portavoz socialista, Vicente Guillén, ha valorado positivamente la sentencia del Tribunal Supremo que establece que la ley ordinaria es suficiente para regular el ejercicio de los derechos, incluidas las que dicten las comunidades autónomas

Zaragoza, 25 de mayo de 2021.- El portavoz socialista en las Cortes de Aragón, Vicente Guillén, ha insistido hoy en que la ley aprobada por el Gobierno de Aragón para hacer frente a la pandemia es “pionera en el ámbito nacional y demuestra que el Ejecutivo autónomo ha sido eficaz, eficiente, respetuoso con la normativa reguladora de los derechos fundamentales y ha posibilitado la toma de medidas eficaces para luchar contra la COVID-19”.

Guillén ha hecho estas valoraciones tras conocerse esta mañana la sentencia del Tribunal Supremo respecto al recurso de casación interpuesto por la comunidad de Canarias y en la que se señala que “la ley ordinaria es suficiente para regular el ejercicio de los derechos, incluidas las que dicten las comunidades autónomas”, avalando de esta forma la Ley 3/2020 por el que se establece el régimen jurídico de alerta sanitaria para el control de la pandemia COVID-19 en Aragón, aprobada por el Gobierno de Javier Lambán.

El socialista ha recordado que el PP lleva un tiempo echando en cara al gobierno la inconstitucionalidad de esta norma y acusándolo de actuar de manera independiente de la ley y de los jueces y contrario al respeto que los ciudadanos han depositado en las instituciones. Llegaron a calificar esta ley –ha lamentado– de “ejemplo de deterioro al que el Gobierno ha llevado a las instituciones o quiere llevar a las instituciones”.

Vicente Guillén ha mostrado su satisfacción porque ahora, el Tribunal Supremo ha dado cumplida respuesta a todas estas incongruencias y descalificaciones y ha avalado los argumentos del Gobierno de Aragón.

En concreto, la sentencia dictada explica que “con carácter general la ley ordinaria es suficiente para regular el ejercicio de los derechos. (…) Dentro de la regulación que puede hacer la ley ordinaria cabe, pues, la imposición de limitaciones puntuales a los derechos fundamentales. Y, siendo suficiente para ello la ley ordinaria, esa reserva puede ser satisfecha tanto por la ley del Estado cuanto por las leyes que, dentro de su competencia, dicten las Comunidades Autónomas. En definitiva, no se corresponde con la Constitución la afirmación de que toda limitación de un derecho fundamental ha de hacerse única y exclusivamente por ley orgánica”.

En opinión del portavoz socialista, todas las declaraciones vertidas por el PP no tienen otro objeto que deteriorar la imagen del Gobierno de Aragón y responden “o bien a que el Partido Popular no tiene un buen asesoramiento jurídico, a que su conocimiento del derecho constitucional es escaso o, finalmente, a un intento de deterioro en el que utilizan todo, todo hasta al Poder Judicial, sin importarles el deterioro de las instituciones o de la propia democracia”.

Por ello, Vicente Guillén ha exigido al presidente del PP de Aragón que pida excusas “por su ignorancia, por su torpeza o por su mala fe. Todos los improperios que hemos oído en esta cámara no pueden quedar sin una rectificación inmediata, si es que no quiere terminar por ser émulo de los partido antisistema y tan solo quiere ser representante de la verdad, del imperio de la ley y del fortalecimiento de las instituciones y de la democracia”.

Por último, ha reconocido que “sabiendo cómo actúan no esperamos mucho de ellos, pero lo que sí puede esperar la ciudadanía de ellos es un poco de vergüenza torera y que puesto que poco se espera de ellos en la lucha contra la pandemia, al menos, dejen a los demás trabajar”, ha concluido.