Guillén: “Aragón no necesita tasas por uso, necesita que se finalicen las infraestructuras pendientes y en eso trabaja codo con codo el Gobierno de Aragón con el de España”

El portavoz socialista ha criticado la “farsa e hipocresía” política del PP que dice una cosa cuando gobierna y la contraria cuando está en la oposición

Zaragoza, 7 de mayo de 2021.- El portavoz socialista en las Cortes de Aragón, Vicente Guillén, ha insistido en que nuestra comunidad “no necesita tasas por uso de las autovías, necesita que se finalicen las infraestructuras pendientes y en eso trabaja codo a codo el Gobierno de Javier Lambán con el Gobierno de España”.

Guillén ha dejado clara la posición del PSOE Aragón. “No apoyamos en estos momentos la medida y así se lo haremos saber al Gobierno de España” ya que esto solo podría llevarse a cabo “con grandes consensos de las fuerzas políticas y de los agentes sociales”, ha explicado.

Así se ha pronunciado esta mañana en rueda de prensa Vicente Guillén sobre la financiación de la conservación de las carreteras, un debate que según ha recordado, está abierto en España y en Europa desde hace años. De hecho, se ha referido a que fue el propio Gobierno del PP quien lo planteó en numerosas ocasiones y ha citado dos ejemplos concretos: En 2012, cuando Ana Pastor hablaba de los apuros económicos de muchas autopistas en riesgo de quiebra y valoraba cobrar a los vehículos ligeros que las utilizaran o en 2017, cuando el entonces secretario de Estado de Infraestructuras reconocía que se valoraba la posible implantación del pago por uso en las vías de alta capacidad.

Por lo tanto, el portavoz socialista ha recalcado que este es un debate que se suscita en tiempos del PP y “hoy asistimos a la gran farsa e hipocresía política de este partido que dice una cosa cuando gobierna y la contraria cuando está en la oposición”.

Vicente Guillén ha explicado que desde el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana se ha insistido en que no se tiene una propuesta definida, que tienen absolutamente claro que en este modelo no se pondrá en marcha en la actual coyuntura económica y por último, que trabajarán para lograr un consenso político y del sector del transporte para su implantación.