Lambán: “Aragón, entendido como proyecto común, está en condiciones de ser una comunidad líder en el siglo XXI”

El presidente del Gobierno reclama debatir sobre la “España abandonada”, ante lo que pide “una renovación de la financiación autonómica y municipal” y una PAC que “elimine los derechos históricos” frente a “varitas mágicas”

Destaca el papel del Gobierno de Aragón y del autogobierno para impulsar “proyectos estratégicos como el Aeropuerto de Teruel, Dinópolis, los regadíos sociales de Sarrión o Motorland”

Teruel, 20 de abril de 2021.- El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha participado este martes en el acto del Día de Aragón en Teruel, una cita que se ha desarrollado en la iglesia de San Pedro de la capital turolense y en la que ha entregado además la medalla al mérito cultural a la Fundación Bodas de Isabel. Allí, Lambán ha incidido en que la comunidad debe “afrontar el futuro con esperanza”: “Aragón, entendido como proyecto común, está en condiciones de ser una comunidad líder en el siglo XXI”, ha asegurado.

En el acto, en el que han estado también presentes la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, y el titular de Educación, Felipe Faci, el presidente del Gobierno de Aragón ha empezado agradeciendo el papel de la Fundación Bodas de Isabel, que “promueve desde hace 25 años una fiesta de la que todos que hemos estado presentes nos declaramos seguidores a perpetuidad”. Lambán ha destacado “la imaginación, el talento y la creatividad” mostrado por la Fundación en este tiempo.

A su vez, Lambán ha hecho un alegato de los 40 años de autogobierno, que a Aragón “le han sentado de maravilla”. Ha mostrado preocupación por “la excesiva demora con que se afronta la necesaria reindustrialización de las Cuencas Mineras” y ha querido “reivindicar el Estatuto y los órganos asociados a él, como las Cortes, la Cámara de Cuentas o el Justicia”.

También ha destacado el papel del Gobierno de Aragón en este tiempo, con proyectos estratégicos como el Aeropuerto de Teruel, Dinópolis, los regadíos sociales de Sarrión o Motorland, en Alcañiz, la construcción de dos hospitales y el impulso de la FP. “Sin autonomía sería imposible”, ha remachado en su intervención. Y no se ha olvidado de los últimos proyectos empresariales impulsados en la provincia, promovidas por compañías como Térvalis, Samca, el Grupo Arcoiris o Forestalia, un “motivo de satisfacción”.

Ha reclamado “debatir” sobre el problema de la “España abandonada”, que puede tener salida tratando de “adecuar los paradigmas de la economía actual, de la sostenibilidad y la resiliencia, a todas nuestras políticas públicas”. También evitando las “soluciones difusas” y aplicando “medidas que realmente contribuyan a fijar población”. En este sentido, Lambán ha exigido “una renovación de la financiación autonómica y municipal, en la que se prime el coste de los servicios por habitante”, y una reforma de la PAC “que elimine los derechos históricos”. “No hay varitas mágicas, ni grandes estrategias sino políticas concretas”, ha añadido.

El presidente de Aragón también ha querido destacar la unidad aragonesa como uno de los valores de la Comunidad en un Día de Aragón, que ha enmarcado en la reivindicación en una tiple dirección: defender “nuestras fortalezas, valores y posibilidades”, reclamar soluciones a los problemas pendientes y reivindicar el Estatuto y declararse orgulloso del autogobierno.

Por último, el presidente del Gobierno de Aragón ha pedido evitar el “miedo” a la pandemia y sus consecuencias para evitar “caer en autoritarismos y populismos”, y contraponerle una “esperanza” de cara al futuro: “Aragón, entendido como proyecto común, está en condiciones de ser una comunidad líder y de éxito en el siglo XXI”.

Una recreación histórica de gran impacto

En el acto, la presidenta de la Fundación Bodas de Isabel, Raquel Esteban, ha sido la encargada de leer el agradecimiento por el premio. “Es un premio a la resiliencia porque han sido 25 años en los que Teruel ha conseguido algo muy bonito”. “Nacimos con una serie de valores y creencias que nos hacen ser seres culturales. Y hemos intentado durante 25 años hacer cultura de la buena”, ha subrayado.

La Fundación es una organización turolense constituida en 2005 para el desarrollo de eventos de Recreación Histórica de gran impacto socio-económico y cultural y para la recuperación y puesta en valor del Patrimonio Material e Inmaterial de la provincia de Teruel. Concretamente para poner en valor desde un punto de vista patrimonial, cultural y turístico la leyenda más universal de la provincia ‘Los amantes de Teruel’.

Los eventos que planifica la Fundación se diseñan a partir de un intenso trabajo de investigación, que incluye una intensa etapa de estudio de fuentes y de documentación. La propia organización está capacitada para detallar el vestuario, los guiones o la cartelería. Junto a ello, la Fundación desarrolla también una destacada labor de formación y de cualificación, con un sello de calidad ya contrastado en su aspiración de la activación social, cultural y empresarial.

La celebración de las Bodas de Isabel se inició en el año 1997 y desde entonces recrea, de forma teatralizada y con la participación de decenas actores no profesionales, la historia de los Amantes de Teruel, escenificando más de 60 actos, que han conseguido proyectar la imagen de Teruel, y de su patrimonio material e inmaterial, por toda España. La ciudad regresa entonces al siglo XIII y se convierte en una auténtica villa del medievo.

La celebración fue declarada Fiesta de Interés Turístico de Aragón en 2007 y Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2016. Sirve también como símbolo de unión para todos los turolenses, que ese día salen por miles a la calle para tomar parte de los actos vestidos con atuendos propios de la época.

Desde el pequeño germen en 1997, la fiesta ha crecido de forma exponencial traspasando fronteras, creando un mundo de ilusión y de esperanza para la localidad, y con ella una buena parte de su desarrollo y de su futuro.

Este 2021 coincide con los 25 años de la celebración. Con motivo de las necesarias medidas adoptadas para limitar los efectos de la pandemia sanitaria, se ha limitado a una treintena el elenco de actores y se ha realizado una recreación virtual íntegra de la leyenda con el objetivo compartido por toda la sociedad turolense de recuperar la multitudinaria representación en 2022.

Hay que destacar la apuesta de la Fundación por abordar el sector tradicional de las artes escénicas y la protección y difusión del patrimonio cultural empleando como herramientas la innovación y la creatividad.