Lérida entrega a Aragón otras 42 obras de arte, lo que suma 70 de los 111 bienes que tienen que regresar 

El consejero Felipe Faci ha acompañado a la comunidad de Barbastro en este día histórico, en el que han llegado sobre todo piezas textiles y pintura sobre tabla

Huesca, 5 de marzo de 2021.- Lérida ha devuelto hoy 42 de los 111 bienes que tienen que hacer llegar al Museo Diocesano de Barbastro que, unidos a los 28 que ya se entregaron en envíos anteriores hacen un total de 70. La llegada de estas obras de arte religiosas ha coincidido hoy con la publicación de un auto del juzgado de Primera Instancia e Instrucción N.º 1 de Barbastro que desestima íntegramente los motivos de oposición a la ejecución provisional que planteaba el Consorcio de Lérida y el Obispado de Lérida y, en consecuencia, acuerda que proceda la ejecución provisional en los términos que ya dictó el 17 de diciembre de 2020. De esta manera, confirma el auto originario y cierra la ejecución provisional.

En cuanto a las fechas, permite el traslado de los bienes hoy y el próximo 10 de marzo, a pesar del incumplimiento inicial, ya que los tribunales establecieron el 15 de febrero como fecha límite para la devolución de todas las piezas.

Coincidiendo con el cierre de esta ejecución provisional, ante la que no cabe recurso, han llegado esta mañana procedentes de Lérida 42 bienes al Museo Diocesano de Barbastro-Monzón, que han sido recibidos por su director, Ángel Noguero, y su personal técnico, así como por una representación del Gobierno de Aragón liderada por el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Felipe Faci, y la directora general de Patrimonio Cultural, Marisancho Menjón.

Han sido 24 cajas que incluían 27 piezas de material textil, 13 de madera policromada y 2 de pintura sobre tela).

El Juzgado de Primera Instancia número 1 de Barbastro dictó ya en 2019 que estas obras de arte en posesión de Cataluña eran propiedad aragonesa y emitió un auto de ejecución provisional el pasado 17 de diciembre en el que fijaba que el retorno de los bienes a Aragón debía de producirse antes del 15 de febrero. La Diócesis de Barbastro-Monzón ha sido el principal demandante en esta causa, y el Gobierno de Aragón ha actuado como coadyuvante.