El Gobierno de Lambán aprueba la construcción de dos nuevos centros de Secundaria en el sur de Zaragoza

El Consejo de Gobierno ha aprobado el expediente para la contratación de las siguientes fases de los colegios San Jorge de Valdespartera y Rosales del Canal por valor de 10 millones de euros, que se suman a los más de 60 invertidos ya en nuevos centros educativos en el sur de Zaragoza desde la pasada legislatura y a los más de 12 millones que se autorizaron hace solo unas semanas

Zaragoza, 9 de diciembre de 2020.- El Gobierno de Aragón vuelve a dar un nuevo impulso a la construcción de infraestructuras educativas en los barrios de expansión de Zaragoza y ha autorizado hoy la contratación de las siguientes fases de los colegios San Jorge (el segundo que se puso en marcha en Valdespartera) y del Rosales del Canal. De esta manera, se autoriza el gasto anticipado para construir, en ambos centros, un edificio destinado a la educación Secundaria. Los dos colegios se transforman así en integrados, permitiendo la matriculación de alumnado desde los 3 hasta los 16 años.

Estas dos actuaciones supondrán una inversión de 10 millones de euros, que se suman a los más de 60 invertidos ya en nuevos centros educativos en el sur de Zaragoza desde la pasada legislatura, y a los más de 12 que el mismo Consejo de Gobierno autorizó hace solo unas semanas para los nuevos edificios de los colegios de Parque Venecia, Soledad Puértolas y Val de Atalaya de María de Huerva.

Precisamente, el presidente del Gobierno aragonés, Javier Lambán, visitó la pasada semana las instalaciones del colegio San Jorge y pudo conocer in situ los terrenos que albergarán los espacios para Secundaria, gracias a unas instalaciones cuyo coste se estima en 5,7 millones y que permitirán disponer de 12 aulas suplementarias. El centro existente fue construido por fases, con una inversión total hasta la fecha de 6,7 millones, que se elevarán hasta los 12,5 con esta última intervención. La implantación del nuevo aulario en la parcela se adaptará a la configuración de espacios libres y edificados, al uso y funcionamiento actual del centro y a las nuevas necesidades. El edificio de Secundaria se resolverá en un volumen en L, desarrollado en tres alturas: el nivel inferior se reserva para los espacios de dirección, administración, biblioteca y servicios comunes; mientras que en las plantas alzadas se concentran los espacios de uso docente y los departamentos de profesores, circunstancia que permite introducir, a nivel de planta baja, un porche bajo el edificio que favorece la comunicación entre las diferentes plataformas de los espacios exteriores.