La ministra de Industria apoya la viabilidad de proyectos aragoneses para convertir a la comunidad en líder de la movilidad sostenible

El Gobierno de España movilizará 10.000 millones de euros de los fondos europeos para reactivar el sector del automóvil, que supone el 14% del presupuesto del “Next Generation EU” para los próximos tres años. Lambán avanza el proyecto de la planta de PSA para caminar hacia la electromovilidad, así como otras iniciativas del clúster de la automoción para acceder a los fondos UE

Zaragoza, 24 de noviembre de 2020.- Aragón aspira a liderar el campo de la movilidad sostenible y la transformación de la industria de la automoción, aprovechando la oportunidad que brinda el fondo de la Unión Europea, con el que el ministerio de industria va a movilizar ya 10.000 millones de euros para reactivar el sector.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha aprovechado la presencia de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, con motivo de la celebración de la Mesa de la Automoción, para trasladar algunos proyectos de marca aragonesa que transitan en la senda de la digitalización y la sostenibilidad.

El Gobierno de Aragón apoya la transformación de la planta de PSA en Figueruelas como referente de la industria de la automoción en Aragón, que ya tiene en marcha varios proyectos, como el taller de montaje de baterías, que abrirá a principios de 2021 con más de un centenar de empleos, y la construcción de un parque fotovoltaico y eólico para el autoconsumo industrial. Y en este marco, el ejecutivo también apoya un proyecto “tractor” de la compañía, consistente en la transición hacia la electromovilidad para la fabricación de nuevas generaciones de vehículos eléctricos de amplia gama. “Es una transformación tecnológica y digital completa que también refuerza la productividad y las competencias de la plantilla para mantener un crecimiento duradero, robusto y sostenible que asegure por muchos años la vida de la planta”, ha argumentado Lambán.

El proyecto en el que trabaja la planta de PSA en Figueruelas contempla una inversión de cerca de 230 millones de euros y su objetivo es la transformación tecnológica con el que convertirse en una planta pionera no solo para coches pequeños, sino también para los de gama alta. El proyecto, según ha confirmado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, “tiene mimbres suficientes” para convertirse en un proyecto tractor de los fondos del nuevo mecanismo “Next Generation EU” para reactivar el sector de la automoción.

Aragón, según Lambán y la propia ministra, dispone de un ecosistema propio del que forman parte la potente industria que tiene como epicentro la planta de PSA, pionera en la fabricación del primer vehículo completamente eléctrico desde enero de este año 2020, además de un destacado potencial logístico –avalado por las exportaciones de la automoción-, el proyecto de Motorland, de Mobility City o el de la Fundación del Hidrógeno, que también es susceptible de resultar beneficiado por los fondos UE.

Además, el propio clúster de la automoción también trabaja en la presentación de otra serie de proyectos, junto con el ITA, el IAF y la Cámara de Comercio, que trascienden la propia comunidad, como los que diseñan conjuntamente con la Comunidad de Galicia, tal como ha adelantado el propio presidente aragonés y que también son bien vistos por la titular de Industria. Reyes Maroto ha felicitado a los promotores por la iniciativa porque a su juicio, resulta muy positivo presentar proyectos que pueden tener acogida en dos clústers, dado que apuestan por la automoción del futuro haciendo hincapié en la sostenibilidad, la digitalización y las nuevas tecnologías. Según Maroto, en los fondos hay programas transversales que afectan tanto a su ministerio como al de Transición Ecológica, por lo que tienen muchas posibilidades de recibir financiación.

Mesa de la Automoción en Zaragoza

Representantes de las Comunidades Autónomas y de toda la cadena de valor del sector del automóvil han participado hoy en la segunda reunión de la Mesa de Automoción presidida por la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, y a la que han asistido el presidente de Aragón, Javier Lambán, el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, y la secretaria de Estado de Energía, Sara Aagesen.

Durante su intervención, la ministra ha anunciado que el Gobierno tiene previsto movilizar unos 10.000 millones de euros durante los próximos tres años del nuevo mecanismo “Next Generation EU” para reactivar el sector de la automoción, lo que supone un 14% del total del presupuesto europeo.

La ministra ha destacado que “la prioridad del Gobierno es desarrollar un ecosistema de movilidad sostenible, inteligente, segura y conectada, reforzando la industria automovilística española, y apoyar su descarbonización, conectividad, 5G, infraestructura de recarga y vehículos alternativos, con el objetivo de que sea una palanca para la recuperación económica y social en los próximos años”.

La ministra ha insistido en que “la Mesa de la Automoción es fundamental para mantener un diálogo abierto y fluido con los principales actores del sector de automoción. Debemos entre todos definir proyectos tractores que nos permitan reforzar la competitividad de la industria automovilística española y afrontar el doble desafío de la transición digital y ecológica generando riqueza y empleo y contribuyendo a la cohesión social y territorial”.

Proyectos tractores para reactivar el sector de automoción

La ministra ha explicado a los miembros de la Mesa de Automoción los proyectos tractores que se van a poner en marcha con los fondos europeos, entre los que ha destacado los siguientes:

En primer lugar, el Plan de choque de movilidad sostenible, segura y conectada en entornos urbanos y metropolitanos con un presupuesto de más de 6.000 millones de euros. Este plan incluye el establecimiento de zonas de bajas emisiones; el despliegue masivo de infraestructura de recarga como clave para el impulso del vehículo eléctrico, con el efecto tractor que supone sobre la industria de los bienes de equipo; el desarrollo de nuevos modelos de negocio y la modernización del parque público con vehículos limpios.

En segundo lugar, la Hoja de Ruta del Hidrógeno renovable que va a movilizar más de 1.500 millones de euros. El hidrogeno renovable será una de las palancas clave de reactivación económica ligadas a la transición energética, junto a otros ámbitos como el despliegue renovable, la movilidad sostenible y conectada o la rehabilitación energética.

En tercer lugar, una línea de apoyo a proyectos estratégicos para la transición industrial dotada con más de 1.200 millones de euros. Uno de los objetivos de esta medida es impulsar la modernización del ecosistema nacional de la industria de automoción, mediante la digitalización, el impulso de la conectividad y 5G y la mejora de la eficiencia energética de la cadena de valor.

Maroto ha repasado los datos europeos y nacionales de fabricación y venta de vehículos en lo que llevamos de año y ha explicado las diferentes ayudas del Gobierno al sector incluidas en el Plan de Impulso de la cadena de valor del sector del automóvil, como los Planes RENOVE y MOVES II, pasando por las ayudas ICO para vehículos de transporte por carretera profesional e industrial y los incentivos fiscales. “Podemos decir que el Plan de impulso está siendo eficaz y ha permitido la reactivación del sector después de los duros meses del confinamiento”, ha señalado la ministra.

Han asistido al encuentro -que se ha desarrollado mediante videoconferencia- consejeros y viceconsejeros de industria, economía o empresa de las comunidades autónomas, y representantes de las asociaciones del sector de automoción (ANFAC, FACONAUTO, SERNAUTO, GANVAM, AEDIVE, ANESDOR) y de las centrales sindicales (CCOO, UGT-FICA y USO). Por parte del Gobierno de Aragón, han estado presentes la consejera de Economía, Planificación y Empleo, Marta Gastón, y el vicepresidente y consejero de Industria, Competitividad y Desarrollo Empresarial, Arturo Aliaga.