El presupuesto de Aragón para 2021 permitirá seguir defendiendo el estado del bienestar y la reactivación económica

El consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, ha hecho hincapié en la necesidad de aplicar medidas anticíclicas para propiciar el despegue de la economía de Aragón. “Este presupuesto permitirá seguir defendiendo los pilares del estado del bienestar y evitar el sálvese quien pueda aplicado en otras crisis”, explicó el consejero

A partir de ahora se agiliza el trabajo para determinar el techo de gasto de 2021 y poder elaborar las cuentas del próximo año

Zaragoza, 5 de octubre de 2020.- El presupuesto de 2021 para la Comunidad autónoma permitirá profundizar en la defensa del estado de bienestar y favorecerá la reactivación económica y social de Aragón, apostando de esta manera por una fórmula solidaria de superación de las crisis que ha generado la COVID-19.

La constatación de que las cuentas de 2021 para Aragón no serán restrictivas se ha producido en el transcurso del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que se ha celebrado por vía telemática con presidencia de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

La reunión del CPFF era “imprescindible” para poder elaborar las cuentas de 2021, ya que las aportaciones del estado suponen alrededor del 75% de los ingresos de las comunidades autónomas.

Así, el CPFF ha dejado constancia de que las entregas a cuenta (que forman parte del sistema de financiación autonómica) van a seguir “primadas”, según explicaba el consejero de Hacienda y Administraciones Públicas del Gobierno de Aragón, Carlos Pérez Anadón, quien explicó que esta decisión permitirá “seguir defendiendo los pilares del estado del bienestar y evitar el sálvese quien pueda que se ha aplicado en la gestión de otras crisis pretéritas”. El consejero de Hacienda ha hecho hincapié en la necesidad de aplicar medidas anticíclicas para propiciar el despegue de la economía de Aragón.

La ministra María Jesús Montero ha confirmado también la suspensión de las reglas fiscales para 2020 y 2021, como ya anunció la semana pasada y que, aunque no supone una renuncia al control del gasto público ni a la vuelta a la senda de estabilidad, sí supondrá la suspensión del objetivo de déficit que se sustituye por una Tasa de Referencia cifrada en el 2,2% del PIB. Montero ha ofrecido además a las comunidades la posibilidad de que el estado asuma la deuda del 50% de esa tasa de referencia, es decir del 1,1% del PIB de manera que se pueda incorporar por la vía de las transferencias a las comunidades para que éstas no aumenten más su nivel de deuda.

Carlos Pérez Anadón ha recordado que esta medida supone en realidad pasar de un 0,0% de déficit, que era lo aprobado antes de la pandemia para este año, a un 2,2%. Ha destacado que es una medida que da oxígeno la gestión del Gobierno de Aragón, que ha visto caer de manera drástica los ingresos a la vez que ha multiplicado los gastos a causa de la pandemia.

Con los datos aportados por el CPFF, el departamento de Hacienda del Gobierno de Aragón ya puede centrar sus esfuerzos en establecer el techo de gasto para 2021 y agilizar los trabajos para definir el presupuesto de 2021 que “no va a ser restrictivo”, aseguró el titular del departamento, Carlos Pérez Anadón. También defendió la necesidad de que el Gobierno de España apruebe los Presupuestos Generales del Estado para que tanto las entregas a cuenta como la llegada de los fondos de conferencias sectoriales y europeos de reactivación sean una realidad cuanto antes.