El Gobierno de Pedro Sánchez anuncia un “plan de choque” con 600 millones para mejorar la financiación de la Ley de la Dependencia

La consejera María Victoria Broto ha valorado positivamente el incremento, una reivindicación largamente demandada por el Gobierno de Aragón

Zaragoza, 2 de octubre de 2020.- Seiscientos millones de euros a repartir entre todo el territorio nacional para mejorar la financiación de la Ley de la Dependencia. Es el anuncio que ha realizado el Gobierno central durante la reunión por videoconferencia del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la dependencia que ha tenido lugar esta mañana. Esta cantidad que se propone para los próximos Presupuestos Generales del Estado, que prepara el Ejecutivo central, tiene tres objetivos principales: mejorar prestaciones y servicios, mejora y simplificar la gestión del Servicio de Atención a la Dependencia y aumentar significativamente su financiación.

A la espera de saber exactamente cómo se realiza este reparto entre todas las Comunidades Autónomas y qué cantidad le corresponde a Aragón, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha valorado positivamente el anuncio del Ministerio. “Sobre la aplicación de la ley de la dependencia hay que reflexionar, pero esta reflexión siempre pasa por la financiación, por tanto nos parece muy positivo que se plantee una mejora del nivel, que en este caso supone 600 millones de euros en el presupuesto de atención a la dependencia, porque hablar de dependencia supone hablar de mejor financiación”. La consejera ha recordado también que ésta “es una reivindicación que el Gobierno de Aragón ha hecho siempre al Gobierno de España, por lo que este incremento es positivo para mejorar la atención a las personas mayores, a las personas dependientes, a las personas que no tienen autonomía personal”.

En este contexto, cabe recordar que en 2019, en Aragón, se destinaron 232,4 millones a la dependencia; frente a los 181,4 de 2014, lo que implica una diferencia de 51 millones. Mientras, el Estado ha pasado de aportar a ese presupuesto 28,5 millones a 39, lo que supone un incremento de un 22,5%. Si nos detenemos en los datos de 2019, la asignación del Estado supone un 16% de todo lo que Aragón invierte en la dependencia, frente al 50% que -según la ley- debería financiar. En la Comunidad, más de 33.000 personas reciben esta prestación.

Diez medidas 

El plan, que en el contexto de la reunión ha desglosado el secretario de Estado de Derechos Sociales, Nacho Álvarez, incluye diez medidas principales a desarrollar:

  • Establecer la teleasistencia como derecho subjetivo para personas dependientes que no vivan en centros residenciales
  • Incrementar las horas de atención en el Servicio de Ayuda a Domicilio
  • Mejorar las prestaciones económicas, estableciendo cuantías mínimas, incrementando las máximas e introduciendo mejoras en su regulación
  • Ampliar las compatibilidades entre las prestaciones y servicios
  • Extender la escala de valoración específica desde los 3 hasta los 6 años
  • Agilizar los procedimientos administrativos y adoptar otras medidas orientadas al incremento de la cobertura del sistema
  • Incrementar el nivel mínimo de financiación
  • Recuperar el nivel acordado de financiación y orientarlo a la consecución de determinadas medidas estratégicas de refuerzo del Servicio de Atención a la Dependencia
  • Analizar y revisar el actual modelo de copago
  • Reconocer la aportación de las entidades locales y reconsiderar su papel en la atención a la dependencia.

Tras este primer encuentro en el consejo interterritorial, el plan va ser debatido con las Comunidades Autónomas para ser aprobado con el máximo consenso posible en Consejo de Ministros.