Lambán confía en que el trabajo conjunto con el tejido empresarial aragonés permitirá salir antes de la crisis

El presidente de Aragón pide a las empresas preservar el compromiso con Aragón y Mur reitera el apoyo al ejecutivo

Zaragoza, 7 de mayo de 2020.- El Gobierno de Aragón, presidido por el presidente Javier Lambán, ha mantenido hoy un encuentro con un amplio sector del tejido empresarial aragonés, el que más PIB y empleo reúne, con firmas que van desde BSH electrodomésticos, Saica, Mercadona, Samca, Henneo, Costa, Carreras, Grupo Jorge, Taim o Becton Dickinson, entre otras hasta 24 firmas.

El presidente aragonés ha agradecido la colaboración de estas empresas, tanto en sus donaciones –que han superado los 6 millones de euros- como en la búsqueda de material sanitario en mercados extranjeros cuando el virus afectaba con más fuerzas en las primeras semanas de la pandemia.

A su juicio, el ejecutivo aragonés fue consciente desde el principio de la gravedad de la situación y tuvo claro que para abordar la crisis había que transmitir seguridad y confianza a los ciudadanos y para ello se utilizaron dos vías: la unidad política y una estrecha colaboración entre el sector público y privado, sobre todo en la segunda fase que se prevé muy difícil, con una gran afección de la riqueza y producción, así como del empleo.

Lambán, que ha destacado el “compromiso, responsabilidad social e imaginación del tejido empresarial aragonés”, les ha pedido hoy que “el compromiso que mantienen con Aragón lo preserven para la fase que vamos a empezar que va a ser muy complicada” porque “si encontramos formas de colaboración, saldremos incluso antes de esta crisis”.

Para mantener cierto optimismo, el presidente aragonés confía en el peso del sector industrial de la comunidad y de un turismo menos dependiente de variables como el movimiento internacional porque cree que aunque haya que ayudarle mucho, forma parte de los sectores estratégicos, junto con la logística, la agroalimentación o las renovables, que cuentan con importantes proyectos empresariales en marcha y que pueden facilitar que Aragón salga antes de la crisis que otras regiones, si su PIB cae hasta dos puntos por debajo del índice nacional. “Hay quien cree que la crisis provocará un cambio productivo; yo soy más modesto y me conformaría con volver a la situación que teníamos antes del coronavirus. Teníamos proyectos importantes en logística, agroalimentación y economía digital. Si somos capaces de lo que funcionaba en febrero vuelva a funcionar igual, soy medianamente optimista respecto al futuro”.

La visión de estas empresas “tractoras”, como ha definido el presidente de CEOE-Aragón, Ricardo Mur, han tratado de aportar su visión sobre la situación provocada por la pandemia, así como de plantear soluciones para superar la crisis económica que se avecina tras la sanitaria y que supondrá una caída del PIB nacional entre el 8 y el 12%, según los cálculos de algunos economistas.

Una de las reclamaciones más extendidas es, junto a la de faciltiar liquidez a las empreas, es simplificar la burocracia para sacar adelante proyectos rápidamente, como la tramitación de parques de energías renovabes, cuestión que Lambán ha reconocido y apoyado como una de las medidas de colaboración público-privado más destacadas.

Aunque mantienen discrepancias en algunos aspectos con el Gobierno central en materia de ERTEs, los empresarios aragoneses han mostrado su total apoyo al Gobierno de Aragón, tanto durante la crisis, como en el planteamiento de la desescalada asimétrica propuesto al Gobierno de España porque, según Ricardo Mur, la superación de esta crisis requiere unidad para minimizar los efectos y evitar que se aboque a la desaparición de empresas y miles de empleos.