Aragón reclama la devolución del IVA de 2017 que eliminó el PP y valora positivamente la flexibilización del objetivo de estabilidad propuesta por el Gobierno

La Comunidad ha vuelto del Consejo de Política Fiscal y Financiera satisfecho por la flexibilización del objetivo de estabilidad para 2020 y para el próximo trienio. Además, aunque ha valorado positivamente las propuestas del Gobierno para solucionar el problema con el IVA de 2017 que generó el PP, el ejecutivo autonómico reclamará su devolución

Zaragoza, 10 de febrero de 2020.- Tras la celebración del primer Consejo de Política Fiscal y financiera de esta legislatura, Aragón ha valorado positivamente el esfuerzo de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, para solucionar el problema que generó el gobierno popular de Mariano Rajoy en 2017, que decidió no devolver la liquidación del IVA de diciembre de ese año, una cifra que aún se debe a las comunidades autónomas.

El Gobierno central ha ofrecido descontar en la evaluación del cumplimiento del objetivo de estabilidad de 2019 el impacto negativo del IVA, que supone dos décimas extra sobre el objetivo admitido. Desde Aragón, la medida se ha calificado como positiva, pero también se ha avanzado que la comunidad no renuncia a reclamar la cantidad adeudada. El propio Javier Lambán, a través de las redes sociales, ha agradecido “sinceramente” a Pedro Sánchez y a María José Montero su “sensibilidad” por tratar de compensar la pérdida de ingresos y ha adelantado que el Gobierno de Aragón va a proceder a reclamar los 80 millones de euros que quitó el ex ministro popular Cristobal Montoro.

En este sentido también se ha manifestado la consejera de Presidencia, tras la celebración del Consejo de Gobierno el pasado lunes, que ha recordado que el ejecutivo autonómico “es coherente con lo que ha dicho y hecho, que no es otra cosa que defender los intereses de los aragoneses. Vamos a seguir trabajando en la reclamación de lo que entendemos que es justo y nos pertenece. La lealtad institucional no puede ser sinónimo de vasallaje ni de seguidismo”.

Y ha añadido que “frente a la actitud hipócrita del PP, el Gobierno de Sánchez es el único capaz de empatizar ante esta situación sobrevenida y planteado alternativas a las autonomías”.

Flexibilidad del objetivo de estabilidad

En el primer Consejo de Política Fiscal y Financiera de esta legislatura, el Gobierno de Pedro Sánchez ha propuesto una flexibilización del objetivo de estabilidad para 2020 y para el trienio 2021-2023 en las comunidades autónomas. Esta medida, sin alejarse de la disciplina fiscal, refleja de mejor manera la realidad de Aragón.

Así los nuevos objetivos que se han aprobado suponen un objetivo de déficit del 0,2 % del PIB para este año frente al 0,0% que suponía la anterior senda, aprobada por el Gobierno Rajoy en 2017.

La flexibilización afecta también a 2021, que admite un 0,1%, mientras que en 2022 y 2023 se llega al equilibrio presupuestario. Es decir, el ministerio es “sensible con la situación de las comunidades, con su escenario económico y presupuestario”, ha señalado el consejero de Hacienda y Administración Pública de Aragón, Carlos Peréz Anadón, quien votó favorablemente a esta propuesta.

Pérez Anadón ha explicado que este debate pone de manifiesto la necesidad de abordar la revisión del sistema de financiación y recordó que las autonomías son responsables de prestar los servicios públicos fundamentales, vinculados con el estado de bienestar, que suponen un gasto creciente.

La posibilidad de flexibilizar la senda de estabilidad repercute también de manera positiva en el presupuesto 2020, que se elaboró desde la prudencia y ahora, “se ve fortalecido” en sus números.