Lambán inaugura la I Jornadas de la Orden de San Juan en Castiliscar, donde permaneció casi 700 años hasta la desamortización de Mendizábal

El presidente de Aragón avanza que el Gobierno seguirá reivindicando nuestra historia desde la verdad y la investigación rigurosa y científica para combatir las tergiversaciones y apropiaciones indebidas

La localidad cincovillesa de Castiliscar acoge entre este fin de semana las I Jornadas de la Orden de San Juan de Jerusalén, orden que se asienta en esta localidad de las Cinco Villas a partir del siglo XII y que desde ese momento pasa a tener una marcada significación en la historia del municipio, en su devenir en el contexto de la Reconquista y en su cultura.

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha inaugurado estas jornadas junto con el alcalde de Castiliscar, José Daniel Machín, una actividad organizada en torno a una serie de ponencias y visitas, que busca recuperar el papel que juega este enclave aragonés, el primitivo castillo de Liscare y la posterior encomienda de Castiliscar, en la construcción de esa historia de la Orden de San Juan desde su creación en el siglo XI hasta su declive a mediados del siglo XIX, cuando el papado consideró como sucesores suyos a la Soberana Orden Militar y Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta.

Lambán ha calificado de “loable” el empeño del ayuntamiento por la realización de estas jornadas y por el impulso del museo que sobre la Orden de San Juan de Jerusalén “que inauguramos hace 3 años y funciona bien”. Ha añadido que Castiliscar es una localidad con una historia “rica e interesante”, que en el caso concreto de la orden de San Juan, la vincula con uno de los episodios más importantes de la Edad Media aragonesa y europea.

Recuerda el presidente que las órdenes militares tuvieron una gran importancia y está bien recuperar con esfuerzos de investigación serios y rigurosos y que se alinea perfectamente con las políticas públicas culturales del Gobierno de Aragón, “hechas para reivindicar nuestra historia desde la verdad y la investigación rigurosa y científica y para combatir las tergiversaciones y apropiaciones indebidas que de la misma hacen otros, como Cataluña. Somos una comunidad política milenaria, como pocas en Europa, y no estamos dispuestos a renunciar a esa condición porque nos constituye como sociedad y como país y esfuerzos como este van en esa dirección”.

El presidente del Ejecutivo aragonés, ha asegurado que es una prioridad para esta legislatura avanzar en la labor iniciada en la anterior, como la constitución de una Comisión asesora, formada por profesores e investigadores de gran reputación, que se dedica a analizar libros de texto, así como las posibles manipulaciones, y a denunciarlas en su caso, poniéndolo en conocimiento de editoriales para que las corrijan. “Seguiremos con exposiciones como la de panteones reales, el señalamiento de los sitios reales más importantes de nuestro pasado, y, en definitiva, en una política pública de primera magnitud porque una comunidad con un gran futuro por delante se ayuda mucho cuando pone los pies en unas raíces y un aposento poderoso como es su historia”.

Objetivo de las Jornadas

El objetivo es recuperar también la historia de este castillo, que jugó un papel fundamental en la incorporación de las tierras de las Cinco Villas al Reino de Aragón, así como saciar el interés de los curiosos en la Orden de San Juan de Jerusalén y de las órdenes, a la vez hospitalarias y militares, y conocer más de los caballeros cruzados y las expediciones a Tierra Santa, los afanes y propósitos de quienes protagonizaron aquellos años de nuestra historia.

La historia de Castiliscar, como entidad con personalidad propia, arranca en el siglo XI, cuando el Rey Sancho Ramírez dio al teniente de Sos del Rey Católico, Galindo Sánchez, el lugar ‘Castello Liscare’ para extender la repoblación y formar parte de la línea de defensa ante los musulmanes.

El centro abierto hace tres años dedicado a la Orden de San Juan y a la singularidad de Castiliscar como villa fronteriza, muestra el rico patrimonio cultural y el ambiente prepirenaico; su relación con los orígenes del cristianismo a través del magnífico sarcófago paleocristiano; su origen como castillo de frontera y su relación secular con la Orden de san Juan de Jerusalén, como sede la Encomienda de su nombre.

El museo, antigua sede la Orden Sanjuanista

En julio de 2016 se inauguró el centro de interpretación de Castiliscar, tras la rehabilitación del edificio que históricamente perteneció a la orden militar de los caballeros de San Juan o del Hospital. Su conversión en espacio expositivo de la Orden de San Juan de Jerusalén, permite conocer a través de sus tres plantas y en sus diferentes estancias y paneles explicativos, no sólo la Historia de Castiliscar sino las diferentes relaciones de la Encomienda con los pueblos cercanos donde la Orden poseía bienes y derechos.

El proyecto ha recuperado la que fue sede de la Orden, un edificio de interés arquitectónico e histórico, con su tipología de casona aragonesa, sus sistemas constructivos. Con esta actuación se ofrece a esta localidad, y a la zona circundante, un espacio de exposición que atiende a la recuperación de restos del pasado, fundamentalmente relacionados con la Orden, pero también con la época romana o la Alta Edad Media, y a la posibilidad de contar con un espacio polivalente que dé cabida a pequeñas exposiciones temporales o actos cultura.

La Orden de San Juan de Jerusalén o del Hospital

La Orden de san Juan es sin duda la organización religioso-militar más importante de la Historia. Los orígenes de la Orden se remontan a 1084 cuando mercaderes de Amalfi (Italia) fundaron en Jerusalén un hospital para peregrinos. El proyecto contó con la aprobación del gobierno del califa, que les otorgó una licencia para construirlo junto a la iglesia del Santo Sepulcro. El lugar fue consagrado a San Juan Bautista, razón por la cual su nombre completo fue Orden de San Juan del Hospital de Jerusalén.

A partir de finales del siglo XII y hasta el siglo XIX, Castiliscar pertenece a la orden de san Juan, primero como un conglomerado patrimonial y como encomienda desde el siglo XIII. La importancia supranacional de esta orden militar, su significado y evolución conectan a Castiliscar con la política internacional, desde las Cruzadas a la lucha con los turcos por la hegemonía del mediterráneo. En este ámbito se explica el origen y evolución de la Orden Sanjuanista a lo largo de la historia y sus relaciones con el reino de Aragón, con especial hincapié en las sucesivas sedes: Jerusalén, San Juan de Acre, Chipre, Rodas y finalmente Malta.

El espacio cuenta con cuadros explicativos con las posesiones de la Orden del Hospital en el Reino de Aragón y también de la Orden de Castiliscar en el entorno geográfico de las Cinco Villas.

La función secundaria de la orden, pero no por ello la menos importante es la militar. Los monjes guerreros de San Juan son el ejemplo más conspicuo y duradero del fenómeno de órdenes militares. Si bien su tardía implantación en Castiliscar los aparta de su actividad como elemento activo en la conquista aragonesa de estas tierras, su papel en la lucha contra el infiel en Aragón será importante hasta completar el territorio del reino.