El INAEM aporta formación al renacer conservero del municipio turolense de Alacón

Forma en esta localidad turolense a ocho alumnos para emprender un proyecto de una pequeña fábrica de conservas

Zaragoza, 6 de abril de 2019.- Desde mediados del pasado mes de febrero, las escasamente ocho personas desempleadas, cinco hombres y tres mujeres, de Alacón, una pequeña localidad de la provincia de Teruel que ronda los 270 habitantes,  participan en la segunda edición del Taller de Empleo “Tierra y Vida II” para adquirir el Certificado de Profesionalidad de Nivel 2, en este caso para el cultivo y posterior transformación de productos agrícolas para su conserva, organizado con el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) en colaboración con el Ayuntamiento.

Pablo Condo, ingeniero técnico agrícola, es el director y docente del certificado de la familia agraria “Agricultura Ecológica” del Proyecto. “Tratamos de darles a los alumnos una formación que es muy difícil que adquieran en otro sitio. Además, Alacón tiene una importante tradición conservera y hay posibilidades claras de integrarse en una empresa en el momento en que termine la formación”.

Las clases del certificado de la familia alimentaria “Fabricación de Conservas Vegetales” las imparte Davinia Gallego, licenciada en Tecnología de los Alimentos, con amplia experiencia en seguridad alimentaria.

El INAEM ha concedido una subvención para este proyecto de 164.609 euros mientras que la aportación del Ayuntamiento ha sido de 2.106 euros.

La parte más teórica del Taller de Empleo se desarrolla en la Biblioteca Municipal y las prácticas en una nave construida y acondicionada por el Ayuntamiento, de 300 metros cuadrados a través del Fondo de Inversiones de Teruel (FITE), y en una segunda, en régimen de alquiler, de 100 metros cuadrados, denominada Alaconservas, con la que el Taller de Empleo tiene convenio de colaboración.

Además, los alumnos tienen a su disposición una finca de 1,5 hectáreas donde se desarrolla el trabajo más pegado a la tierra y a los cultivos que se producen en ella, siempre de temporada y con una tendencia hacia un tratamiento ecológico de la parcela y de los cultivos que se producen en ella.

Los alumnos cumplen con ocho horas diarias de clase y completarán al final del proyecto 1.920 entre clases teóricas y prácticas en las naves y en el campo.

El objetivo, según explica Pablo Condo, es que “las personas que participan en este curso y en el que se impartió el año pasado cuenten con los conocimientos suficientes para incorporarse al mercado laboral del municipio y de una zona con tradición conservera. De hecho, el Ayuntamiento está ultimando la ultimando la puesta a punto de una nave para la instalación de empresas de este sector”. En definitiva, se trata de que el ciclo completo se desarrolle en Alacón: producción, transformación y comercialización de los productos.

En este segundo año de formación, los alumnos están trabajando con cuatro cultivos, todos ellos recogidos en la finca que utilizan para formarse: alcachofa, pimiento, puerro y berenjena.

Pablo Condo es optimista y cree que a finales de esta campaña será posible la comercialización de estos productos. De hecho, están trabajando con los promotores de Apadrina un Olivo, en Oliete, para crear una marca que contará siempre con el aceite extra virgen que se produce en esta población, donde también se desarrolla un taller de empleo relacionado con la recuperación de los olivos.

En definitiva, el objetivo final es frenar la despoblación a través de la creación de trabajo que giran en torno a unos productos tradicionales propios y terminar por convertirse en una conserva que comparte tradición artesana y transformación agroalimentaria. El municipio dispone de más de 100 hectáreas donde se pueden producir variedades para su posterior transformación en conserva, así como almendros para recuperar en producción y de los que de su poda, se obtiene leña para el asado de los productos de la huerta, así como de los olivos, de los que además de recuperarlos productivamente, se obtiene leña y olivas para la elaborar el aceite que después formará parte de la conserva.

¿Qué es un Taller de Empleo?
Los Talleres de Empleo son proyectos de carácter temporal, en los que el aprendizaje y la cualificación se alternan con el trabajo productivo en actividades de interés público, social o artesanal que permitan la inserción a través de la profesionalización y adquisición de experiencia de los participantes.  Están concebidos como un programa mixto que combina acciones de formación y empleo en actividades de interés público, social o artesanal con la finalidad de mejorar las posibilidades de colocación de los desempleados de 25 o más años con especiales dificultades de inserción laboral, inscritos en una oficina de empleo del INAEM y que estén disponibles para el empleo.
En este ejercicio, la provincia de Teruel cuenta con una Escuela Taller (18 alumnos) y 7 talleres de Empleo (76 alumnos).
El Gobierno de Aragón, a través del INAEM dedica este año 11,6 millones de euros a la financiación de los 49 proyectos de Escuelas Taller y Talleres de Empleo puestos en marcha a lo largo de la Comunidad Autónoma que, en la mayoría de los casos, iniciaron sus actividades el pasado mes de febrero.