El anteproyecto de la rehabilitación de la residencia Luis Buñuel incluye oferta residencial, formativa, cultural y de desarrollo laboral

El anteproyecto contempla una residencia, albergue juvenil, unidades de emancipación, aulas de formación, espacios polivalentes y de ‘coworking’ y una zona deportiva.

Teruel, 19 de febrero de 2019.- Responder a las necesidades actuales de los jóvenes de Teruel y de aquellos que acuden a estudiar a esta ciudad. Este es el principal objetivo del anteproyecto de rehabilitación de la residencia Luis Buñuel que tiene el Instituto Aragonés de la Juventud (IAJ) en Teruel y que fue cerrada en 2012 por el Gobierno anterior.

La consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha asistido hoy a la presentación de este anteproyecto junto al director del IAJ, Adrián Gimeno, y el arquitecto que se ha encargado del mismo, Joaquín Liarte Camacho.

El anteproyecto constituye el primer paso para que la residencia vuelva a abrir sus puertas y lo haga con más y mejores servicios, adaptando el antiguo edificio a las necesidades actuales de los jóvenes de Teruel o que residen en la ciudad.

Tras el cierre de la residencia en 2012 (inicialmente previsto para dos años para “proceder a su adaptación a la normativa contra incendios y de accesibilidad”), no se había llevado a cabo ningún tipo de actuación.

El anteproyecto, que apuesta por la innovación funcional, tiene en cuenta las nuevas necesidades de los jóvenes, la tardía emancipación por falta de vivienda, la actual movilidad juvenil y la tasa de paro entre los jóvenes.

Todo ello se materializa a través de una propuesta arquitectónica que reconoce los antecedentes históricos y constructivos del edificio, integrándolos en una solución global, creativa y dinámica que no se olvida de la figura y obra de Luis Buñuel.

La consejera ha señalado que con este proyecto “cumplimos con uno de nuestros compromisos con la ciudad de Teruel”. Ha añadido que en la primera etapa de este Gobierno se apostó por acabar con el desmantelamiento llevado a cabo en la pasada legislatura tanto en los servicios sociales como en el Instituto Aragonés de la Mujer o el de la Juventud. Después, ha puntualizado, “es importante hablar de equipamientos como es esta residencia” y ha apuntado otras actuaciones como la cesión del antiguo COA al Ayuntamiento de Teruel o las obras llevadas a cabo en Centro Social Ciudad de Teruel.

“Queremos –ha insistido- que la residencia Luis Buñuel sea un centro de referencia para los jóvenes y las entidades y asociaciones que trabajan en la ciudad”.

Plan global

La rehabilitación del edificio está planteada en cinco fases, que podrán realizarse por separado o de forma conjunta. El objetivo es sacar el proyecto a licitación en 2019 y que en 2020 pudieran iniciarse las obras. El total de la superficie construida prevista es de 6.695 metros cuadrados.

Oferta residencial

La antigua residencia contaba con 160 plazas. En el anteproyecto de rehabilitación la zona residencial contempla 148 plazas, distribuidas en diferentes áreas. La residencia juvenil contará con 72 plazas individuales (la antigua residencia solo ofrecía habitaciones dobles), un albergue juvenil con 52 plazas y 12 unidades de emancipación (“minipisos”) para una o dos personas.

Oferta formativa

Se crearán espacios destinados a aulas de formación, iniciativas formativas empresariales y aulas taller para actividades lúdicas o formativas.

Oferta cultural y lúdica

El anteproyecto contempla dos espacios que permitan la realización de eventos de todo tipo: uno polivalente y cubierto con zonas de una altura o dos, y otro espacio exterior cubierto y abierto y que recuerda la forma del famoso “ojo” de Buñuel. A ellos se sumará una zona deportiva.

Desarrollo laboral

El anteproyecto incluye también espacio ‘coworking’ para emprendedores, con 12 despachos de trabajo, salas de reuniones, aseos y salas de espera.

Área administrativa

El anteproyecto se completa con una zona destinada a área administrativa, adonde se trasladará la sede del Instituto Aragonés de la Juventud en Teruel.

Beneficios para la ciudad

Además de los beneficios que el nuevo complejo reportará en lo que se refiere al apartado residencial, el IAJ destaca que se creará empleo, no solo en los trabajos de rehabilitación, sino que habrá que ampliar la plantilla del instituto en la ciudad. Además, la apertura de estos espacios servirá para dinamizar el barro, sobre todo a los comercios.

Asimismo, la zona verde y cultural serán espacios abiertos a la ciudadanía.

Estudio previo

Para la elaboración de este anteproyecto se han tenido en cuenta los datos de un estudio sobre vivienda joven en Teruel llevado a cabo por el IAJ. Entre las conclusiones se señala que la vivienda “tipo” de alquiler en la ciudad es de 98 metros cuadrados y un precio de 504 euros al mes y la mayor parte se encuentra en el centro de la ciudad. Asimismo, se señala que se ha reducido la oferta de vivienda de alquiler para residencia en los últimos años.

El estudio señala que la demanda de vivienda en la ciudad de Teruel sigue una leve tendencia al alza, sobre todo en lo que se refiere a la demanda de los jóvenes (22% de la población total). El alza progresiva de los precios de alquiler hace que el acceso a la vivienda para jóvenes que quieran emanciparse sea más complicado.