Queremos poder elegir dónde vivir

Por Julia Vicente, alcaldesa de Alcorisa y Diputada del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Aragón.

Artículo publicado en La Comarca, el 15 de enero de 2019
Por Julia Vicente, alcaldesa de Alcorisa y Diputada del Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Aragón.

“Queremos poder elegir dónde vivir”. Con este lema comenzaba la importante manifestación que el pasado sábado día 12 recorría las calles de Andorra. Después de demasiados años de incertidumbre con respecto al futuro del sector minero-eléctrico, Endesa-ENEL ha decidido que no invierte en Andorra ni en Compostilla (León); en cambio, sí que lo hace en Centrales del litoral, como la de Carboneras (Almería), que utilizan carbón que llega por mar desde distintos países.

Es cierto que esperábamos mayor sensibilidad con el territorio por parte de Endesa, tras los cuantiosos beneficios que ha obtenido del trabajo de las gentes de nuestras comarcas durante tantos años. Pero han primado más los intereses empresariales y económicos.

A ello se une que en los últimos siete años, el gobierno del PP poco o nada ha hecho. Su inacción, sumada a los incumplimientos de distintos planes de la Minería, no ha beneficiado para nada a nuestros municipios. Por eso, creo que en política no todo vale. La falta de rigor, el postureo y la hipocresía no sirven; hay que dar cuenta de gestiones y acciones realizadas.

Ante el anuncio de cierre es muy fácil culpar al que gobierna actualmente, a pesar de haber llevado solo seis meses andadura. No obstante, con este mismo Gobierno, es posible seguir utilizando el carbón durante unos años más, eso sí, cumpliendo con una normativa europea que desde hace años se conoce por todos los actores implicados.

Por todo ello insisto: no es tiempo de reproches sino de empujar todos juntos, de estar unidos y de buscar alternativas. Es tiempo de sumar para poder invertir en el futuro de nuestras comarcas.

Los procesos de reconversión nunca han sido fáciles. La situación actual requiere de respuestas audaces y rápidas, de planteamientos de unidad. Desde el territorio hemos solicitado tanto al Gobierno de Aragón como al de España que exijan a Endesa -que es quien toma la decisión de no invertir y de cerrar la Térmica- que presente un plan de cierre que garantice que no se quede nadie atrás.

Debemos de ser muy exigentes con este plan de acompañamiento que, por lo que conocemos hasta la fecha, se basa en la implantación de energías renovables en nuestra zona, algo que no es suficiente ante el número de puestos de trabajo directos e indirectos que genera el sector minero-eléctrico.

El Gobierno de Aragón, desde el minuto uno de esta legislatura, ha tenido en sus planes de trabajo ocuparse de la situación de la minería y del sector eléctrico, desarrollando un trabajo conjunto con agentes sociales, sindicatos y empresarios y teniendo en cuenta al territorio representado por los alcaldes/as.

Entre las acciones desarrolladas están la de recuperar la segunda fase de elevación de aguas del Ebro a Andorra; trabajar con empresas aragonesas comprometidas con el territorio para la utilización del carbón con nuevos usos, entre ellos el de fertilizantes.

También se están estudiando las potencialidades y capacidades de todos los municipios para conseguir implantar proyectos en la zona; y hay nuevas ofertas educativas para formación y cualificación en institutos de la zona en materia de renovables.
Asimismo, destacan las ayudas para inversión en infraestructuras municipales en municipios mineros de Teruel a través del FITE; y proyectos de la línea de ayudas de fondos Miner 2013-2018 (nos han comunicado, al fin, la firma en breve de los convenios con el Ministerio que llevábamos muchos años esperando).

Junto a Asturias y Castilla-León también hemos hecho un frente común en nuestras reivindicaciones y exigencias tanto al Gobierno de España como a Endesa para conseguir una transición justa.

Una transición que, para ser realmente justa, pasaría por alargar lo máximo posible la vida de la Central, porque necesitamos más años para llevar a cabo la reconversión y la diversificación económica. Pero para la que también necesitamos ir juntos Gobierno de España, de Aragón, agentes sociales, ayuntamientos y la propia Endesa, pedaleando al unísono. Solo así lo conseguiremos.