Aragón refuerza su compromiso con la I+D+i con la nueva Ley de Ciencia

Nuestra comunidad fue pionera en 2016 al poner en marcha un Pacto por la Ciencia único en España

Zaragoza, 4 de diciembre de 2018.- Aragón ya cuenta con una nueva Ley de Investigación e Innovación. El proyecto de ley remitido por el Gobierno de Aragón a las Cortes ha sido aprobado por unanimidad de los grupos políticos tras superar el período de enmiendas y el debate parlamentario.  La consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría, ha explicado que la ley establece el compromiso del Gobierno en materia de I+D+i porque “invertir en ciencia es invertir en un futuro mejor para los aragoneses”.

La nueva norma actualiza la de 2003 ya que “la ciencia y la innovación se han hecho todavía más decisivas como vectores del desarrollo económico y del bienestar social”.  Alegría ha explicado que para el Gobierno era importante “establecer un marco regulatorio que favorezca la producción de resultados científicos, su eficaz contribución a una economía innovadora y socialmente responsable, y que también mejore la estabilidad del sector y de sus profesionales”.

La nueva Ley de la Investigación y la Innovación en Aragón entrará en vigor tras su publicación en el Boletín Oficial de Aragón y “su tramitación en las Cortes ha permitido también mejorar el proyecto tras un proceso participativo y de audiencia pública”.

Así mismo, la consejera Pilar Alegría ha recordado que Aragón se enfrenta “a desafíos para garantizar el bienestar y la prosperidad futuras” y que su superación pasa “por el conocimiento y la innovación”.  Además, señalaba que es necesario realizar un “esfuerzo colectivo sostenido para que Aragón destaque en Europa como territorio de ciencia y de empresas innovadoras”.

Recordamos que Aragón fue pionero en el año 2016 en sacar adelante un Pacto por la Ciencia, único en España.  Un acuerdo consensuado con la comunidad universitaria, científica y los agentes económicos y sociales.   Un Pacto, que según ha señalado la consejera, “blinda la ciencia ante futuras crisis económicas y que coloca a Aragón a la cabeza de España en dotar de máximo nivel en las estrategias políticas al fortalecimiento del sistema de I+D+i”.