Economía subvenciona la implantación de planes de igualdad en las pymes aragonesas

Las empresas de entre 50 y 250 trabajadores pueden solicitar estas ayudas hasta el 15 de junio.

El departamento de Economía, Industria y Empleo, a través de la dirección general de Trabajo, convoca ayudas para la elaboración e implantación de planes de igualdad en las pymes aragonesas. Las empresas de entre 50 y 250 trabajadores pueden solicitar desde este lunes y hasta el próximo 15 de junio estas subvenciones que pretenden fomentar la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en estos centros de trabajo. La cuantía destinada a estas ayudas, puestas en marcha el año pasado, asciende a 200.000 euros y cada empresa beneficiada podrá recibir un máximo de 20.000 euros.

Por ley, están obligadas a negociar planes de igualdad las empresas de más de 250 personas trabajadoras y aquellas en las que así figure en sus convenios colectivos. Para las organizaciones de menor tamaño, la elaboración e implantación de estos planes es voluntaria. Este año se amplía el rango de empresas que pueden optar a esta línea de subvenciones estableciendo el límite mínimo de empleados en 50 trabajadores y no 100 como en la convocatoria anterior.

Los planes de igualdad contemplan un conjunto ordenado de medidas destinadas a alcanzar la igualdad de oportunidades y de trato de las personas trabajadoras y a eliminar la discriminación por razón de sexo en la empresa. A través de esta línea de ayudas, la dirección general de Trabajo subvencionará hasta el 80% del coste de estos planes. Para ello, las empresas deberán garantizar el compromiso de la dirección y la participación e implicación de la representación legal de los trabajadores o de los propios trabajadores en su elaboración, implantación y seguimiento.

Para la concesión de estas subvenciones se valorará principalmente que los planes fomenten la igualdad de oportunidades en el acceso a cualquier puesto de trabajo dentro de la organización; y se tendrá en cuenta la clasificación profesional, igualdad en materia retributiva, tipología de contrato y presencia de mujeres en cargos de responsabilidad. Se priorizarán también los planes de igualdad que promuevan reglas de ascenso basadas en criterios que no lleven a situaciones de discriminación en función de sexo y que incluyan formación específica para mujeres o acciones de sensibilización en igualdad de oportunidades dirigidas al personal de la empresa. Asimismo, se valorará que contemplen un área de prevención y actuación frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo, y que se impulse el uso no discriminatorio del lenguaje, la comunicación y la publicidad.

Las empresas que reciban estas ayudas deberán elaborar un diagnóstico sobre la situación en la empresa en materia de igualdad que incluya datos estadísticos desagregados por sexo; elaborar un plan de igualdad que recoja medidas que corrijan las deficiencias detectadas en ese diagnóstico; y desarrollar la primera fase de aplicación de las medidas previstas en ese plan.