El Gobierno de Lambán bonificará el 50% de la matrícula a los alumnos de la Universidad de Zaragoza con buen rendimiento

Los estudiantes tendrán que aprobar la mitad de las asignaturas en las que estén matriculados. La estimación es que unos 15.000 alumnos de la Universidad de Zaragoza puedan beneficiarse de la bonificación.

Zaragoza, 24 de mayo de 2018.- El Gobierno de Aragón bonificará a los alumnos de la Universidad de Zaragoza el 50% de los créditos que superen en primera matrícula, siempre que aprueben la mitad de las asignaturas. La medida, denominada 50×50, pretende incentivar el rendimiento académico y favorecer la igualdad de oportunidades de los jóvenes aragoneses. El Presidente de Aragón, Javier Lambán, lo ha anunciado esta mañana junto con la consejera de Innovación, Investigación y Universidad, Pilar Alegría. El presidente ha destacado que este gobierno “cree en una sociedad igualitaria y meritocratica, que trata de estimular el trabajo, el talento, la creatividad y el compormiso personal”. Por su parte, Pilar Alegría destacaba el “clima de igualdad” llevado a cabo estos años de legisaltura con una política que debe permitir un mayor acceso a la educación superior de los jóvenes. “Se trata de seguir apostando por generar una mayor igualdad de oportunidades”, ha indicado.

Entre los requisitos para ser beneficiario de la bonificación, los alumnos deberán estar empadronados en Aragón, aprobar el 50% de los créditos en los que esté matriculado ese curso y hacerlo en uno de los centros de la Universidad de Zaragoza repartidos por la comunidad. El Gobierno de Aragón ya ha acordado con la institución académica la inclusión de esta medida en el decreto de precios públicos. Su puesta en marcha podría beneficiar a unos 15.000 alumnos, exceptuando los estudiantes de primer año y los beneficiarios de becas del Ministerio.

El alumno deberá solicitar la bonificación a la hora de matricularse, en función de los créditos superados el curso anterior. De este modo, en el impreso de matrícula aparecerán tres importes: el coste del curso a matricular, la bonificación del Gobierno de Aragón por el rendimiento académico y el importe final a pagar. Será el ejecutivo el que después revierta la cuantía de los alumnos a la institución académica.

De este modo, un alumno que se matricule en Arquitectura, Enfermería, Medicina, o Ciencia y Tecnología de los Alimentos y apruebe todos los créditos de un curso completo, le correspondería pagar 1403 euros, pero recibirá una bonificación de 701. En el caso de alumnos que cursen grados del nivel de experimentalidad dos, como son Periodismo, Ciencias Ambientales o la mayoría de Ingenierías, le correspondería pagar 1.299 euros y recibirá una bonificación de 649 euros. En el caso del nivel tres (Matemáticas, Psicología, Terapia Ocupacional o Magisterio), y con todos los créditos superados, serán 486 euros los que se bonifiquen y 411 en el nivel cuatro (Filosofía, Trabajo Social, Turismo o Historia).

Importante apoyo a la Universidad

El presidente ha destacado también el cambio en las relaciones con la Universidad de Zaragoza desde el inicio de la presente legislatura y el trabajo por conseguir “una universidad accesible para todos y para todas”. Javier Lambán señalaba que en todas las políticas públicas se han introducido “criterios de igualdad, aspiramos a una sociedad igualitaria en las que las personas cuando nacen no tengan otros obstáculos para desarrollarse personalmente que su talento, su capacidad y su esfuerzo”. Por ello, ha recordado que el mandato en materia universitaria comenzó con el acuerdo de financiación básica de 2016 a 2020 y que supone un aumento en el dinero que recibe la institución de más de 17´2 millones, al que se suma la asunción de casi 14 millones de euros de deuda a largo plazo que tenía la Universidad. Así mismo, está en marcha un plan de infraestructuras que supone una inversión anual de 2´5 millones frente a la inexistente partida de la legislatura anterior. También se ha acordado la senda de financiación para la reforma de la Facultad de Filosofía y Letras, cuyas obras comenzarán tras el verano.

A todo lo anterior cabe añadir que se ha recordado la puesta en marcha de una política propia de becas con la creación de las Ayudas de Máster Estratégico, las Becas de Movilidad, el aumento de las Ayudas Complementarias Erasmus+ y otros convenios con la Universidad. Estas ayudas han permitido pasar de los 223 beneficiarios del año 2015 a los más de 1800 del pasado ejercicio.