Aragón, la comunidad que más crece

La potencia logística de Aragón también ha servido para que BonÀrea apueste por la localidad zaragozana de Épila para la instalación de una macrofactoría en la que invertirá 400 millones y que dará empleo, cuando esté a pleno rendimiento, a 4.000 personas. Está previsto que el inicio de la producción arranque en 2020 y se vaya potenciando en los siguientes años

Zaragoza, 24 de mayo de 2018.- El tono dinámico que muestra la economía aragonesa en los últimos resultados es una buena noticia para España en su conjunto, si se tiene en cuenta que la comunidad suele tomarse como modelo “micro” de lo que ocurrirá en el resto del territorio. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística, Aragón fue la región que registró a cierre de 2017 un mayor crecimiento del PIB en términos de volumen, un 3,6%, nueve décimas por encima al del año anterior, publica hoy el diario económico “Expansión”.

El PIB a precios corrientes en Aragón superó a cierre de año los 36.000 millones de euros, y el PIB per cápita se situó en 27.403 euros, un 9,6% por encima de la media de España, lo que ubica a Aragón en el quinto puesto del ránking de comunidades autónomas.

En los últimos nueve trimestres, todos los sectores productivos han evolucionado en positivo, destacando la industria manufacturera, que lidera el crecimiento aragonés con una tasa del 6,5% anual (dato de cuarto trimestre de 2017). Por su parte, la construcción está dando de nuevo muestras de vitalidad, con un crecimiento del 5,5%.

Las ventas exteriores de la comunidad aragonesa alcanzaron en 2017 los 12.019 millones de euros, un 10,6% más que en 2016 y récord histórico. El superávit comercial se situó en 1.145,1 millones de euros, un 142,6% superior al registro acumulado del año anterior.

Por su parte, las importaciones alcanzaron en Barcelona, Valencia y Bilbao, y ubicada en el centro de un área que concentra en 60% del PIB nacional.

Esta potencia logística de Aragón también ha servido para que BonÀrea apueste por la localidad zaragozana de Épila para la instalación de una macrofactoría en la que invertirá 400 millones y que dará empleo, cuando esté a pleno rendimiento, a 4.000 personas. Está previsto que el inicio de la producción arranque en 2020 y se vaya potenciando en los siguientes años.