El PSOE acusa al Gobierno de “retroceder” en políticas públicas al suprimir la Agencia Estatal para la Evaluación de las Políticas Públicas

El portavoz del PSOE en Función Pública y senador por Zaragoza, Juan José Rubio, recuerda que la AEVAL fue creada por el Gobierno de Zapatero y lamenta que en los últimos años ha sido “ninguneada” en el presupuesto por el PP y “limitada en su autonomía”

Madrid, 21 de noviembre de 2017.- El portavoz del PSOE en Función Pública, Juan José Rubio, ha acusado esta tarde al Ministro de Hacienda, Cristobal Montoro, y al Gobierno de “retroceder” en materia de políticas públicas con la supresión de la Agencia Estatal para la Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad (AEVAL).

Durante su intervención, ha recordado que “en un escenario muy desfavorable, la AEVAL fue uno de los primeros proyectos que puso en marcha el Gobierno de Rodríguez Zapatero, y su creación en 2006, representó el reconocimiento de una demanda social y la apertura de un nuevo marco para la acción pública”.

Rubio ha lamentado que “pese a que en los últimos años ha sido ninguneada en su dotación presupuestaria y limitada en su autonomía por el Partido Popular, había desempeñado un trabajo digno, abriendo vías de progreso en este complejo campo. Con tan sólo 40 efectivos había conseguido crear un modelo propio (el llamado “enfoque AEVAL”), plasmado en un conjunto de “guías de evaluación”.

El senador por Zaragoza ha reprochado a Montoro que “para el Gobierno del PP, la calidad es algo secundario, y se ha limitado siempre la evaluación a un control de costes, enfocado a justificar la necesidad de los recortes que ha practicado durante su mandato”. “Entretanto, ha advertido, la OCDE venía recordando repetidamente la necesidad de reforzar la AEVAL. El Gobierno, demostrada su falta de voluntad política, decidió acabar con ella en los pactos poselectorales. Pese a que PSOE y Ciudadanos habían pactado potenciar a la AEVAL dotándola de una mayor independencia y de mayores recursos, tres meses después, PP y Ciudadanos, acordaron todo lo contrario: suprimir la Agencia y crear un instituto independiente”.

Juan José Rubio ha aclarado que “este nuevo instituto no es independiente, ya que se inserta en las estructuras burocráticas del Ministerio de Hacienda y no se dota de presupuesto y medios especiales”.

Rubio ha continuado afirmando que “los programas y servicios públicos del siglo XXI deberán tener como premisas la transparencia (sin ella no hay control), el gobierno abierto (participación) y la rendición de cuentas (evaluación)”.

Por último, ha explicado que “no es una opción cara. Yo diría que es incluso rentable. Pensemos en los miles de millones que nos hubiéramos ahorrado en indemnizaciones (cerca de 4.000 millones de euros) que vamos a pagar todos si se hubiera practicado la evaluación de las ruinosas autopistas radiales. Y lo mismo al Proyecto Castor, con aproximadamente, 2.000 millones de euros”.