El PSOE obtiene el apoyo del Senado a su moción para impulsar las infraestructuras de carácter prioritario en Aragón

Begoña Nasarre, senadora por Huesca y promotora de esta iniciativa, ha mostrado su satisfacción por el consenso alcanzado en la enmienda transaccional aunque ha advertido que los socialistas no se van a conformar con que se quede en “papel mojado” y estarán vigilantes en “la dotación y ejecución de cada partida presupuestaria”

Madrid, 10 de mayo de 2017.- El pleno del Senado aprobó anoche una enmienda transaccional, acordada con el PP, PNV y una parte del Grupo Mixto, a una moción redactada por el PSOE instando al Gobierno a impulsar prioritariamente los estudios informativos, proyectos y obras de las siguientes infraestructuras en Aragón: desdoblar la carretera nacional 232, con tramos de alta siniestralidad que constituye la salida de  Teruel al Mediterráneo; electrificar, mejorar y adaptar a las necesidades de viajeros y mercancías la línea ferroviaria Zaragoza- Teruel- Valencia (eje cantábrico-mediterráneo); la Carretera N-211 (Monreal- Alcolea del Pinar),  conexión natural y única de Teruel con Madrid; la Carretera  N-420 (Córdoba- Tarragona) eje de conexión con la Comunidad Autónoma Valenciana, Castilla-La Mancha y Andalucía; la A-21, A-23 (Huesca-Jaca) y la A-22 (Siétamo-Huesca); y la N-260, N-230.

La nueva redacción insta al Ejecutivo a que ello se llevará a cabo de acuerdo con las partidas presupuestarias dispuestas al efecto en el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2017 y las disponibilidades presupuestarias de los siguientes ejercicios, sin menoscabo de las tareas de conservación y seguridad necesarias en las mismas.

Durante su intervención, la Portavoz Adjunta de los socialistas en la Cámara Alta y senadora por Huesca, Begoña Nasarre, promotora de esta iniciativa, mostró su satisfacción por el consenso alcanzado en torno a esta iniciativa, agradeciendo a los distintos grupos parlamentarios “el diálogo y el esfuerzo”.  “A mí me gusta la política, el diálogo, el acuerdo, porque de aquí, si sale una transaccional, es para Aragón, mi tierra, para los que me votan y por los que estoy aquí, y por el interés general de las infraestructuras que llegan a toda España”, apostilló.

En su intervención, la senadora del PSOE hizo hincapié en que Aragón, “mi comunidad y mi tierra”, es un territorio amplio, extenso, “con una orografía particular y muy compleja” que genera unas necesidades muy diversas. “Todo ello produce una gran problemática como es la dispersión de la población y produce también el difícil asentamiento de la población, sobre todo en zonas de montaña, con graves dificultades en mi tierra, Huesca, y con zonas al borde de la desertización en Teruel. Hay demasiada despoblación, y como consecuencia tenemos mucha desigualdad en nuestras tres provincias”, lamentó. En este sentido, defendió que Aragón tiene posibilidades y su enclave estratégico la convierte en una “pieza fundamental” para el desarrollo logístico y de sus comunicaciones internacionales. “De ahí la relevancia de planificar bien y estratégicamente infraestructuras, no solo de alcance autonómico, sino también nacional e internacional”, añadió.

Asimismo, la senadora oscense subrayó en que la Comunidad Autónoma de Aragón tiene necesidades prioritarias y subrayó que “no nos conformamos con compromisos o visitas cargadas de buenas palabras por parte del ministro”. “Hay que invertir, señorías, y negro sobre blanco, que se refleje en los presupuestos”, reclamó.

Al hilo de ello, Begoña Nasarre se mostró muy crítica con el Gobierno del Partido Popular “por haber bajado un año más las cuantías” y le reprochó el tiempo perdido en las infraestructuras es “doblemente perdido”, y mostró la preocupación de su grupo parlamentario por los Presupuestos Generales del Estado para 2017, exigiendo que no se vuelvan a rebajar las partidas. Además, reclamó que hay que valorar las necesidades de “nuestra comunidad −compleja, dispersa, diversa−“ y aseguró que para ello se deben tener en cuenta una serie de factores, “no solamente basados en criterios economicistas por número de habitantes”, sino también en cuanto a sus “características demográficas”, como son la acuciante despoblación, el fuerte envejecimiento poblacional o el aislamiento de los servicios, los cuales producen contrastes entre áreas urbanas de gran concentración de habitantes y zonas de escasa población, con los riegos que ello deriva”. “Ante estos condicionantes, nuestra comunidad no puede mirar hacia otro lado. Se tiene que invertir, dotar y ejecutar”, exigió.

Para la senadora del PSOE, las comunicaciones y las infraestructuras “son las venas que llevan el oxígeno al territorio”. “Las infraestructuras son cohesión territorial, significan desarrollar comunidades, el interés general vertebrador”. Estamos en la Cámara territorial y debemos ponerlo en valor. Las infraestructuras deben ser consideradas en su gran dimensión social.  Son equilibrio regional que se traducirá en equilibrio provincial, comarcal y local; el llano y la montaña, lo urbano y lo rural. Vertebración, señorías, traducido en desarrollo”, agregó.

Por último, para terminar su exposición Begoña Nasarre puso el acento en que los socialistas “somos oposición responsable y útil” y por eso hoy hemos llegado a un acuerdo transaccional y, no obstante, advirtió de que “no me voy a conformar con que se quede en papel mojado”. “Estaremos vigilantes en la dotación y ejecución de cada partida presupuestaria, buscando el interés general para los aragoneses, los vascos, los navarros, los madrileños, los valencianos y los europeos”. “Y eso pasa por cohesionar, pasa por la voluntad de todos. Invertir bien con eficacia es invertir en las personas, y si nos descuidamos, ya no se podrá invertir porque el territorio se quedará sin gente”, concluyó.