El PSOE pide un Plan de Choque para frenar el avance del fuego bacteriano en Calatayud, Campo de Cariñena, La Litera, Valdejalón y Cinca Medio

El portavoz socialista en la Comisión de Agricultura pide que se amplíen las partidas económicas y se siga indeminanzo a los agricultores que arrancan sus plantaciones

El Grupo Parlamentario Socialista pedirá mañana al Gobierno de Aragón en la Comisión de Agricultura de las Cortes que ponga en marcha un Plan de Choque para frenar el avance del fuego bacteriano en la Comunidad Autónoma y que siga indemnizando a los agricultores que tengan que arrancar sus plantaciones. Laplana critica que se hayan suprimido las subvenciones a los agricultores de la comarca de Calatayud como zona de convivencia, con lo que se les condena y se les discrimina.

El portavoz socialista en la Comisión de Agricultura, Ramón Laplana, ha indicado que «el fuego bacteriano se sigue propagando al no haberse logrado controlar la plaga que afecta fundamentalmente al peral”. Laplana ha afirmado que la plaga que comenzó afectando a la comarca de Calatayud se ha extendido ya a cuatro comarcas como Campo de Cariñena, La Litera, Valdejalón y Cinca Medio «por lo que es necesario intensificar las medidas urgentes para frenarla”.

El portavoz socialista en materia de agricultura señala que la falta de indemnizaciones a los agricultores puede suponer una bajada en la vigilancia o que no se efectúen los arranques y que la plaga siga descontrolada. Por esta razón, añade, «esperamos que mañana la Comisión de Agricultura tome una decisión unánime para frenar el avance del fuego bacteriano”.

El diputado indica que el Gobierno de Aragón ha puesto en marcha medidas «que son insuficientes”, así en la comarca de Caltatayud se ha impulsado un Plan de Vigilancia en plantaciones comerciales para comprobar y supervisar las medidas de convivencia y establecimiento de zonas tampón en viveros; además en Valdejalón, Campo de Cariñena, La Litera y Cinca Medio se ha puesto un plan de trabajo con prospecciones y arranque”.

Laplana indica que las partidas destinadas del Gobierno de Aragón a la lucha del fuego bacteriano insuficientes: 147.000 euros para prospección y 260.000 para indemnización por arranques porque no cubren las necesidades reales de la extensión de la misma, discriminando a algunas zonas y algunos agricultores como en Calatayud”.