El Comité Regional aprueba una Declaración de Apoyo a la Constitución Europea

El Comité Regional del PSOE aragonés ha aprobado por unanimidad una Declaración de apoyo al Sí a la Constitución Europea.

El Comité Regional del Partido Socialista Obrero Español de Aragón, reunido

en Zaragoza el 12 de febrero de 2005, ante la convocatoria del Referéndum

consultivo para la ratificación del Tratado por el que se establece una

Constitución para Europa que se celebrará el próximo 20 de febrero,

Manifiesta su satisfacción porque, por primera vez en los cincuenta años de

su historia, Europa consigue dotarse de una Constitución que la define como un

modelo de convivencia democrático y solidario, y que consolida el logro de un

espacio de libertad y paz, prosperidad, justicia y seguridad para los ciudadanos

europeos y del resto del mundo.  

Destaca la inclusión de la Carta de Derechos Fundamentales de la ciudadanía

europea en el corazón de la Constitución Europea y con fuerza jurídicamente

vinculante, y que se consagran como valores de la Unión Europea: la paz, la

libertad, los derechos humanos, la igualdad de oportunidades, la igualdad entre

hombres y mujeres, la justicia, la solidaridad, la economía social de mercado,

el pleno empleo, el desarrollo sostenible, la protección del medio ambiente, la

no discriminación y la erradicación de la pobreza;

La Constitución Europea democratiza y hace más participativa la relación de

los ciudadanos con la Unión europea mediante la iniciativa legislativa popular

europea, el poder reforzado del Parlamento europeo, la participación de los

parlamentos nacionales, de los interlocutores sociales, de las asociaciones y de

la sociedad civil, un mayor acceso de los ciudadanos a la justicia y al Defensor

del Pueblo europeo, la transparencia de las decisiones del Consejo y el refuerzo

de la acción de las regiones, las ciudades y los municipios;

Con la Constitución, Europa culmina un largo itinerario que, a partir de la

necesidad de no volver a repetir la tragedia de las dos guerras mundiales y de

los regímenes nazi y fascista, ha conducido a un modelo político innovador y

estable de construir un destino común pacífico, solidario y en libertad mediante

la libre asociación de los Estados y ahora de sus ciudadanos: la Unión Europea;

España y Aragón también se reconocen de manera especial en lo que significa

el logro de la Constitución Europea y en su contenido, del que los españoles

tenemos el conocimiento que proporciona la experiencia intensa cotidiana de

estos casi veinte años de andadura europea que han supuesto para nosotros, en

primer lugar, dar un paso definitivo y sin vuelta atrás hacia las libertades y

la democracia, y en segundo lugar, una solidaridad que se ha concretado en la

recepción neta cada año desde 1987 de fondos europeos por valor del 0.8% de

nuestro PIB, lo que ha supuesto financiar 4 de cada 10 kilómetros de nuestras

autovías y autopistas, crear 298.000 empleos anuales, ayudas agrarias directas

que representan el 24% de nuestra renta agraria o que 170.000 jóvenes españoles

hayan podido estudiar en el extranjero gracias al Programa Erasmus;

En la Constitución Europea encontramos también aspectos fundamentales en los

que España ha contribuido decisivamente a la construcción europea, así, en la

definición de los objetivos de cohesión económica y social (los más fuertes

apoyan a los más débiles) que se han convertido hoy en ejes de la identidad

europea, y que ahora aparecen reforzados por el nuevo objetivo de la cohesión

territorial que reviste una especial significación para el futuro de nuestro

país y para Aragón, pues se reconoce con él la necesidad de abordar las

especiales dificultades de algunos territorios para su desarrollo (dificultades

de acceso, baja densidad demográfica, zonas fronterizas o de montaña,…);

España también reconoce su aportación al texto de la Constitución Europea en

los avances relativos a la ciudadanía europea y a las políticas exterior y de

defensa, que se basarán en el multilateralismo, el respeto al derecho

internacional, la legitimidad de la ONU, la solución negociada de conflictos,

los derechos humanos y la cooperación al desarrollo, así como en el espacio

común de libertad, seguridad y justicia, incluyendo la cláusula de mutuo apoyo

en caso de catástrofe o ataque terrorista;

La Constitución Europea también progresa hacia la consolidación de una Europa

más social, con el reconocimiento y la protección de los derechos sociales,

laborales y sindicales, de la igualdad entre hombres y mujeres que incluye las

acciones positivas, la protección ante el despido por maternidad y el principio

de “igual salario por trabajo de igual valor”, a lo que España ha añadido la

declaración en contra de la violencia de género, además de la cláusula social

que se aplicará a todas las normas; este desarrollo social de Europa se ve

necesariamente complementado por un modelo avanzado e innovador de desarrollo

sostenible que los aragoneses conocemos por experiencia en su aplicación al

rechazo del trasvase del Ebro logrado por el Gobierno aragonés y que tendremos

la oportunidad inmejorable de seguir aplicando y profundizando con ocasión de la

EXPO2008;

La Constitución Europea, como todas las constituciones que responden a

necesidades concretas y a realidades complejas, no es un texto cerrado; es un

texto que a todos nos sugiere posibilidades de mejora y cambio de distinto signo

desde las diferentes sensibilidades políticas y sociales, pero en eso consiste

precisamente su capacidad de consenso y de futuro, y podemos afirmar sin ninguna

duda que si bien no hemos logrado incluir todo lo que los socialistas deseábamos

en materia social, política o fiscal, tampoco se retrocede en ninguno de los

elementos fundamentales de la construcción de un modelo de Europa social más

avanzado, y se ofrecen mecanismos de cooperaciones reforzadas entre los países

que deseen seguir avanzando y hacer propuestas de futuro más

rápidamente;  

Por todo ellos, y desde el convencimiento de que no podemos permitirnos el

coste de no tener una Constitución para Europa precisamente ahora, cuando somos

ya 25 Estados y 450 millones de ciudadanos que necesitan más que nunca sentirse

unidos y parte de un espacio común de democracia, libertades, justicia y

solidaridad que construimos juntos día a día y que queda reflejado en un texto

que ha conseguido un difícil y por ello más valioso consenso;

DECLARA

Que con la Constitución Europea, Aragón y España serán más prósperos y

avanzarán, Europa será más fuerte y el mundo será un lugar mejor para nosotros,

para nuestros hijos y para todos;

ACUERDA

Apoyar totalmente el SI a favor del Tratado por el que se establece una

Constitución para Europa en el Referéndum que se celebrará el próximo 20 de

febrero, y reforzar la participación activa de todos los socialistas aragoneses

en la campaña para conseguir la máxima participación en el referéndum y el voto

afirmativo de los aragoneses y de las aragonesas.