Alrededor de 5000 personas abrazan el Ebro en Bruselas

Más de 4000 personas se unieron el domingo alrededor del Parlamento Europeo, en la capital belga, para rechazar una vez más el trasvase del Ebro que planea ejecutar el Gobierno de José María Aznar. Medio centenar de socialistas aragoneses, llegados en un avión fletado conjuntamente con el sindicato UGT, se dieron las manos como signo de protección medioambiental al río. Entre los presentes, el coordinador de Organización del Territorio, Carlos Tomás, el Secretario General del PSOE del alto aragón, José María Becana, los diputados regionales, José Ramón Ibañez, Ana García Mainar, Mayte Pérez, Carlos Alvarez o Rosa Pons.

En Bruselas han vuelto ha escuchar, por segunda vez en 3 años, la oposición de muchos ciudadanos a un trasvase que consideran “nada tiene que ver con la nueva forma de gestionar el agua, y menos con un trasvase del Ebro”. Junto a los aragoneses desplazados, miembros de la Tierra del Ebro, que han venido demostrando también que no reblan ante esta obra “desproporcionada y faraónica”.