¡Señor Ministro, olvídenos, por favor!

por Gerardo Torres Sahuquillo, diputado socialista por la provincia de Teruel

El Ministro de Fomento sigue visitando Teruel para poner nuevas primeras piedras y para demostrar su desprecio a los turolenses que le reclaman una mayor atención y agilidad en las infraestructuras provinciales.

Tengo la impresión de que la actitud de Francisco Álvarez Cascos hacia Teruel refleja una relación de amor-odio que raya en lo enfermizo. ¿Por qué sino se prodiga tanto por estas tierras y hace siempre aquello que sabe que más nos molesta a los turolenses? El Ministro de Fomento sabe muy bien que en Teruel estamos hartos de primeras piedras que no van seguidas de las segundas ni de las terceras… ni de las últimas. Conoce perfectamente nuestra ansiedad por disponer de la autovía lo antes posible y, sin embargo, viene para poner primeras piedras en distintos tramos al mismo tiempo que retrasa de manera consciente las obras necesarias para ponerlos en servicio. En este momento podemos afirmar que llevamos dos años de retraso injustificado desde que se pusieron en servicio los únicos 36 kilómetros de autovía entre Teruel y Zaragoza.

Es desesperante ver que sólo tres kilómetros están en obras, en estos momentos, en la provincia de Castellón y entre Segorbe y el límite de la provincia de Teruel no hay nada de nada. Es desesperante ver que entre Teruel y el límite de la provincia de Castellón sólo hay obras en el tramo Teruel – Escandón. Es desesperante ver que entre Teruel y el límite de la provincia de Zaragoza no hay ninguna obra en marcha. Y es desesperante ver que entre el límite de la provincia de Teruel y Zaragoza sólo lo está el tramo del cuarto cinturón de la capital aragonesa, que forma parte de la autovía.

Claro, ante este panorama tan desolador, se revoluciona el cuerpo cuando viene a Teruel el Ministro responsable y dice que somos la provincia con más obras de autovía en marcha de toda España, junto con Madrid. Entonces, cabe preguntarse cómo están las demás.

El Ministro también conoce nuestra angustia por el futuro de nuestro ferrocarril. Aquí su actitud con nosotros es de desprecio absoluto. Veamos porqué:

Plantea que sólo va a remodelar la línea entre Teruel y Zaragoza. Entre Teruel y Valencia que lo haga otro nos dice y se queda tan ancho. ¿Otro? Quién? se le pregunta. Otro Gobierno, contesta. Así que otro Gobierno. Bueno pues nos ha dado la pista: hay que votar a otro partido político distinto del suyo, está claro.

Pero mientras tanto ¿qué?. Pues mientras tanto nos dice que no al AVE y que nos apañemos con una única vía de velocidad alta (¿?) entre Teruel y Zaragoza. ¿Qué es esto de la velocidad alta, según el Ministro? Pues una única vía, sin electrificar y con velocidades máximas de 220 Kms./h. Esto quiere decir: un tren diesel que circulará a velocidades máximas de 180 Kms./h. Y que para cruzarse con otros (si hay otros) tendrá que parar en algún apeadero, porque no hay doble vía.

Pero como no se da continuidad a la línea hasta Sagunto, se nos condena a ser un fondo de saco ferroviario y a la clausura de toda la línea en poco tiempo. ¿Creen que exagero?. Pues vean lo que dice el artículo 6 del Proyecto de Ley del Sector Ferroviario, que este Ministro ha preparado y que el Gobierno del Sr. Aznar ya a presentado en el Congreso de los Diputados:

“Articulo 6. Clausura de líneas o tramos de la infraestructura ferroviaria.

Cuando en una línea ferroviaria o tramo de la misma no se preste, durante tres meses, ningún servicio ferroviario o cuando el resultado económico de su explotación sea altamente deficitario, el Consejo de Ministros, a instancia del Ministro de Fomento, podrá acordar su clausura. En la propuesta que formule el Ministro de Fomento al Consejo de Ministros, se acreditará el cumplimiento previo de lo previsto en el artículo 4.3.

Con carácter previo a la adopción del acuerdo de clausura de la línea o tramo afectado, el Ministro de Fomento lo pondrá en conocimiento de las Comunidades Autónomas o Entidades Locales que pudieran resultar afectadas. Si las Comunidades Autónomas o Entidades Locales no asumieran la financiación para la administración de la línea ferroviaria o tramo de la misma, el Consejo de Ministros acordará su clausura.

La clausura de elementos distintos de las líneas y tramos se acordará con arreglo a las condiciones que fije el Ministerio de Fomento y conforme a las condiciones y al procedimiento previstos en los apartados precedentes”.

Es decir, si no te arreglo la línea, no habrá tráficos o será muy deficitaria. Consecuencia: te la cierro. Y si quieres que siga abierta te la pagas tu. Se puede decir más alto pero no más claro.

Sr. Ministro de Fomento: olvídenos un poco, por favor. Vaya Vd. a fastidiar con primeras piedras y primeras traviesas a otra parte (si es posible vaya Vd. a Gran Bretaña o a Estados Unidos). Y por cierto, no crea que la gente que le ha abucheado en Teruel son gentes subversivas, como los ha calificado el Alcalde de la ciudad. Son simplemente ciudadanos hartos de su demagogia.