Lambán renovará su compromiso con “el pacto y el diálogo” en el debate del estado de la comunidad

El presidente de Aragón y secretario general de los socialistas aragoneses expondrá su plan de gobierno a partir de las bases programáticas de la investidura y de la estrategia para la recuperación.

Zaragoza, 28 de septiembre de 2020.- El Gobierno de Aragón ha remitido a las Cortes la petición del presidente Javier Lambán para la celebración del debate sobre el estado de la comunidad. En esta comunicación, el jefe del Ejecutivo autonómico asegura que explicará en la Cámara las “líneas generales” de su plan de gobierno, “producto” tanto de las bases programáticas que dieron lugar a la investidura como de la Estrategia Aragonesa para la Recuperación Social y Éconómica firmada en junio. “Ese plan de gobierno –plantea Javier Lambán– ha de ser nuestro punto de encuentro, nuestra guía e instrumento de trabajo diario”.

El presidente aragonés hace en su solicitud un balance del primer año de esta X Legislatura. Un periodo que se inició con el compromiso de Lambán de potenciar el “pacto”, de “trascender las barreras ideológicas” y de ofrecer “diálogo”. Estos ingredientes se necesitan ahora “más que nunca”, con la pandemia del coronavirus surgida en marzo. “La sociedad, la realidad y la emergencia que vivimos exigen ideologías dialogantes, capaces de compensar sumando, de alcanzar acuerdos, de pensar en el logro compartido y no en la victoria propia y la derrota del adversario político”, valora Javier Lambán.

A su vez, el jefe del Ejecutivo manifiesta su intención de mantener una línea de “aragonesismo moderno”, que tenga como eje “las políticas sociales” y que lleve a “conectar con el tejido económico y con los agentes sociales”. Todo ello pese a que el Gobierno de Aragón se ha visto obligado a reorientar todos sus recursos disponibles por la covid-19, una tragedia que convierte en “esencial” la “asistencia financiera del Estado y de la UE”.

Lambán reafirma por último su voluntad de apostar por “la transparencia y la rendición de cuentas”. Una obligación que ha llevado al Ejecutivo autonómico a sustanciar hasta julio 72 interpelaciones y 258 comparecencias en las Cortes. El propio presidente ha comparecido en ocho sesiones; y los consejeros, 35 veces ante el pleno y 76 en comisión.