El PSOE califica de «sainete» el retraso del Gobierno de Rudi en la construcción de los nuevos hospitales de Teruel y Alcañiz

Eduardo Alonso critica que no hayan empezado las obras en el nuevo Hospital de Teruel después de un año de su adjudicación y teme que se esté modificando el proyecto. Asimismo, critica la descoordinación del Ejecutivo aragonés con el Hospital de Alcañiz y dice que a estas alturas no se sabe ni quién será el propietario del equipamiento, ni del edificio ni de los terrenos

El portavoz socialista en la Comisión de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Eduardo Alonso, ha calificado de «sainete” y «vacío preocupante” la paralización y el retraso del Gobierno de Rudi en la construcción de los nuevos hospitales de Teruel y Alcañiz. Alonso ha realizado hoy una rueda de prensa en las Cortes de Aragón para analizar con detalle la situación administrativa de los hospitales de Teruel y Alcañiz y los trámites seguidos durante los dos últimos años.

El diputado socialista ha indicado que el Gobierno de Rudi está optando por el mismo modelo para construir hospitales en 18 meses que el Gobierno de Esperanza Aguirre en Madrid y que ha puesto a toda la gente en la calle: «No podemos copiar y hacer aquí lo que ha fracasado en Madrid”, ha señalado.

Eduardo Alonso ha iniciado su intervención señalando que la situación del Hospital de Teruel es preocupante por el retraso de las obras después de haber sido adjudicado en abril de 2012. «Fue adjudicado por 62,2 millones de euros (21 millones menos de lo presupuestado) y un plazo de ejecución de 52 meses. El Ayuntamiento de Teruel ya concedió la licencia de obras y de actividad en 2012. El Gobierno de Aragón presupuestó 18,5 millones y han pasado cinco meses y ni se ha puesto el cartel, ni se ha replanteado la obra, por lo que nos tememos que el Gobierno de Aragón está modificando el proyecto o está haciendo otra memoria porque si no, no entendemos por qué no se empieza ya la obra”.

HOSPITAL DE ALCAÑIZ

Con respecto al Hospital de Alcañiz, Alonso ha señalado que «nos tememos que es otro sainete como el de Teruel” y ha indicado que «existe una gran incongruencia y descoordinación en el propio Gobierno de Aragón entre el consejero de Sanidad y la gerente del Salud”. El portavoz socialista ha indicado que «la gerente del Salud afirmó que empezaría las obras en el 2014 con un plazo de ejecución de 52 meses, si se construyera por el método tradicional, y 18 meses, por el modelo de concesión de obra pública, pero existen contradicciones importantes entre lo que apunta la señora Alcutén y lo que dice el señor Oliván, como que no sabemos si va a haber 282 camas que dice uno o 193 que dice la gerente”.

Además, el diputado socialista ha afirmado que la cartera de servicios que se habla de este hospital no tiene nada que ver con las memorias funcionales. «El Gobierno de Aragón no sabe ni quién será el propietario del hospital, ni quién pagara el edificio, los terrenos ni el equipamiento, que no es una partida menor”.

Frente a esta postura, el portavoz socialista en la Comisión de Sanidad ha pedido al Gobierno de Aragón que siga las sugerencias para construir el hospital por un modelo público «usando el margen del 1 % del déficit o copiando fórmulas ya usadas para la construcción en Fraga, Tarazona a través de Suelo y Vivienda”.

Alonso ha señalado que «al ver las incongruencias del Gobierno de Aragón le preguntamos por escrito por si pensaba computar la deuda originada por el Hospital de Alcañiz y si había hecho consultas al Ministerio y si pensaba incorporar a las cifras a los presupuestos en 2014”. La respuesta por escrito del consejero de Hacienda es la siguiente: «En relación con el Hospital de Alcañiz no consta en esta consejería de Hacienda proyecto financiero concreto sobre el que proceda el estudio en su caso de cuestiones contables”.

El parlamentario socialista se ha preguntado cómo va a convencer el Gobierno de Aragón a las empresas que concursen por la construcción del Hospital de Alcañiz si la mala gestión económica del Departamento de Sanidad está conllevando lo siguiente: «Retrasos en los pagos de recetas de farmacias, retrasos en pagos a los pensionistas, retrasos a todas las clínicas privadas con las que conciertan el plan de choque de 2012, retraso de pago al Hospital Militar que se le adeuda 15 millones de euros, retrasos a los proveedores de salud mental, además a fecha 1 de marzo de 2013 se debían 80.807 facturas por valor de 192 millones de euros y no han metido en el plan de choque de 2013 de listas de espera ninguna operación cara o muy cara de prótesis”. Igualmente, ha señalado que ni está definida la obra ni la cartera de servicios.

Eduardo Alonso ha concluido señalado que dos hospitales que estaban lanzados hace dos años para su construcción están paralizados por la mala gestión del Departamento del Salud.